Consejos de seguridad y salud para su establecimiento de peluquería y estética

Seguridad personal

Observe detenidamente cómo interactúan el perro y el propietario, preste atención a las advertencias que el propietario pueda darle sobre cosas como «No la toque cerca de las caderas o morderá» o «No le gustan los movimientos rápidos cerca de las orejas». Por supuesto, usted tendrá que trabajar en esas áreas, pero el propietario sabe algo acerca de las áreas protegidas de la mascota, y necesita aprender él, así que preste atención.

Como no puede predecir cuándo las cosas pueden salir mal, tenga a mano guantes a prueba de mordiscos.

Aquí hay una práctica fácil pero rara: si tiene una mascota que siente que es peligrosa para usted o para alguien cerca de su establecimiento, NO tiene que atenderla. Llame al propietario y cuéntele en términos no críticos el simple hecho de que no puede arriesgarse a sufrir una lesión y perder tiempo de trabajo si su mascota lo lastima.

También puede indicar que, a pesar de los intentos de su parte, su mascota no tolerará las cosas que necesita hacer para tener un cliente satisfecho y un buen trabajo de peluquería.

Esto típicamente incitará dos reacciones:

  1. «Bueno, realmente no creí que pudieras manejarlo. Eres el cuarto peluquero que ha tenido problemas. Lo siento; iré a buscarlo».
  2. «¿De qué estás hablando? Debes haberlo asustado, nunca ha actuado así en ningún otro peluquero. No me vas a cobrar nada, ¿o sí?»

Atento a las leyes y regulaciones. Instrúyase con cuidado en los riesgos latentes en términos de responsabilidad civil que pueden llegar a afectar su empresa.

Continuando con lo anterior, algunas otras cosas a tener en cuenta incluyen:

  • Resbalones en pisos mojados
  • Torceduras de espalda
  • Descargas eléctricas
  • Trauma en los ojos
  • Pérdida de audición
  • Pies planos
  • Incendios

¿Le parecen demasiados riesgos asociados? tranquilo no sólo es en el negocio del grooming, si usted hace un mapeo de riesgos potenciales de cualquier tipo de negocio la lista es de no acabar. Lo importante es estar preparado.

Seguridad de mascotas

NUNCA deje que una mascota se salga de tu control. Sin embargo, si no desea nada más que incitar un gran escándalo, permita que la mascota pasee libremente por sus instalaciones. Eventualmente, alguien abrirá la puerta equivocada en el momento equivocado y la mascota desaparecerá.

¿Qué le dirá al dueño entonces? Seguramente no hay nada que decir, ya que será su culpa.

La restricción continua, suave y segura debe estar en su mente todo el tiempo, especialmente cuando la mascota está en la mesa de grooming. El brazo del mobiliario debe tener un lazo con un sistema de liberación rápida en caso de que necesite desconectar a la mascota rápidamente.

Haga parte de su protocolo el colocar a la mascota en una jaula cada vez que tenga que abandonar la zona de peluquería. Y cuando coloque a la mascota en una jaula, asegúrela bien. Los perros y los gatos a menudo anticipan su ubicación y saltan en el último segundo. Esto puede conducir a un aterrizaje incierto. Un agarre seguro evitará un escape inesperado de su control.

Los secadores pueden ser su mejor amigo y a la vez su peor enemigo. Regular la temperatura y evitando problemas de conexión eléctrica son solo algunas de las advertencias de estos equipos. Además, es importante que el animal esté completamente seco antes de irse a casa. Solo un poco de humedad jabonosa en la piel puede provocar eczema húmedo (Dermatitis húmeda aguda), conocido como punto caliente. Observe a la mascota por signos de incomodidad o ansiedad y no deje la secadora más de lo necesario.

Por último, tome precauciones cuando corte o cepille cerca de los ojos. Se han visto accidentes casi aterradores con esos cepillos de alambre que pasan zumbando más allá de los ojos abiertos de las mascotas. Las precauciones de seguridad para los ojos, oídos y piel deben ser siempre las prioridades.

Por supuesto, hay muchos otros consejos de seguridad a tener en cuenta, pero estos son excelentes puntos de partida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.