Hipermascotas, la estrategia de ventas personalizada que los llevó al éxito

Por: Lauren Franco
“Mi papá siempre me dijo enfóquese en lo que es bueno. Y eso hice, así he consolidado Hipermascotas” expresa Camilo Olaya gerente general de la tienda de mascotas Hipermascotas. Él, en compañía de su esposa y su socio, encontraron la fórmula para tener una empresa que cumple con la definición de exitosa: innovadora, visionaria y apasionada.

Camilo es médico veterinario de profesión, pero en el camino encontró que su pasión estaba en las ventas. Su escuela de vida fue la empresa Gabrica donde tuvo la oportunidad de viajar a Chile como representante comercial y de esa forma consolidar su formación.

Sin embargo, el amor lo hizo volver a Colombia, específicamente a Pasto y junto con el amor la necesidad de emprender. Así decide crear una empresa y surgir en un país donde las adversidades se transforman en oportunidades.

Junto a su esposa, su cuñado y todas las capacidades comerciales que a lo largo de la vida había adquirido decidió crear Hipermascotas: la tienda de mascotas para los incondicionales.

Cuando nace Hipermascotas ellos vieron una necesidad: los tutores de mascotas de Pasto no tenían un lugar adecuado para comprar productos de calidad, sanos e innovadores para sus animales de compañía. Así que esa se convirtió en una de sus principales motivaciones.

De esta forma, en el 2009 en el barrio Champagnat se consolida la primera sede de Hipermascotas. Empiezan con dos médicos veterinarios ambos entendían que el éxito de una venta se encontraba en el mejor asesoramiento posible a los clientes y los indicados eran aquellos que sabían todo sobre cuidado y bienestar animal.

Y ese fue el inicio del éxito.

 Hipermascotas entendió que la mejor forma de llegar a los clientes era con las marcas más reconocidas en el mercado y además que respondiera a las necesidades de las personas. Por eso, Camilo aprovecha su pasado en Gabrica y los convierte en uno de sus aliados estratégicos quienes se encargaron de llevar lo mejor en cuidado animal que existe en el mercado.

Pero los mejores productos no son necesarios la atención al cliente es el punto central de cualquier negocio comercial. Por eso Camilo sabía que debía tener un equipo de trabajo integro que respondiera las preguntas de sus clientes para que eso se convirtiera en una venta. De esta forma empieza a consolidar el equipo: médicos veterinarios, asesores nutricionales y además asesores de grooming. Todos y cada uno de ellos responden a los productos que ofrece la tienda.

Camilo y sus socios entendieron que a medida que ellos crecieran sus colaboradores también debían hacerlo. Por eso crearon una estrategia que les permitiría crecer en conjunto: su esposa cada mes se encarga de capacitar a sus colaboradores en temas de actualización de mercado, servicio al cliente y sobre todo capacidades comerciales.

Las capacitaciones no sólo sirven para que los clientes reciban la atención adecuada, sino que, además, Camilo y su esposa les abren la posibilidad a sus empleados de que si demuestran sus conocimientos puedan crecer en la empresa.

Ni siquiera las adversidades los detuvieron, en los peores momentos encontraron la forma de resurgir como el ave fénix. Ejemplo de ello fue la pandemia, donde, por obvias razones, detuvieron labores, pero ellos encontraron una manera de atender a sus clientes: a través de videollamadas para no perder ese asesoramiento que los caracteriza.

Así, basados en esa situación tan compleja, crearon su canal de ecommerce el cual hasta el momento les representa más del 30% de las ventas. Con su canal de compras en línea lograron otra de sus metas: estar más cerca de los tutores de mascotas que quisieran brindarle lo mejor de lo mejor a sus animales.

Todo lo que han hecho hasta el momento ha tenido sus frutos y reconocimientos: uno de ellos es haber sido ganadores de los Premios Pet Industry a la mejor tienda de mascotas de la región pacífico. Pero todos sabemos que esto apenas comienza para esta pareja de emprendedores.

El secreto es que nos debe gustar lo que se hace, meterle amor, pasión y además no decaer. Pero, además, se debe ser estratégicos, capacitar a los colaboradores para que en el momento de la venta sean los mejores vendedores sean capaces de vender el producto más caro al más económico.

Camilo Olaya gerente general de la tienda de mascotas Hipermascotas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *