El crecimiento de un negocio exige del propietario mucho tiempo y trabajo. El primer momento en esa etapa de crecimiento da pie a diferentes estrategias como:

  • Expandir el horario de atención
  • Contratar más groomers
  • Crear restricciones a los clientes
  • Expandir los metros cuadrados
  • Incrementar los precios

De cualquier estrategia de crecimiento de una empresa, usted debe ser consciente que se derivarán nuevos costos fijos, exigiéndole mucha más disciplina con la planeación de sus gastos y proyección de sus ingresos

La expansión de horario de atención

Esta estrategia no implica que sus colaboradores actuales trabajen más de lo estipulado por la ley: 48 horas por semana. Esto en la práctica le puede representar tal vez un perro más por jornada de trabajo.

Entonces, otro camino en términos de horario que usted va a encontrar es el de abrir más días de la semana, que será en realidad, abrir toda la semana. Después de todo, su local se está pagando incluso cuando está vacío.

Lo que tarde o temprano aprenderá, será que más horas y días a la semana generalmente significa más empleados.

Contratar más personal

El desafío más grande que se encuentra a la hora de hacer crecer su planta de groomers es atraer personal calificado y adicionalmente que se ajusten a la cultura de su empresa. A veces es muy difícil encontrar peluqueros calificados, casi siempre necesitarán capacitación adicional que puede ser una carga para los empleados existentes o representarle costos ocultos.

En conversación con Ismael Avendaño de Dog Beauty nos contó que:

“…en algunos casos ellos conocen los conceptos básicos, pero necesitan hasta dos años capacitación y supervisión continua hasta que se logra pulir a la persona, no sólo en la técnica sino en la cultura que queremos promover en nuestro salón”.

La restricción a los clientes

Este será un punto crítico, la implementación de políticas que condicionen o restrinjan la prestación del servicio a los clientes puede ser mal interpretada.

Sin embargo, es una buena manera de reducir la carga de trabajo y una excelente forma de controlar el crecimiento de la clientela, siendo responsable con la prestación de un servicio con altos estándares de calidad.

Considere limitar por raza, peso, disposición (del perro y / o dueño) y forma de pago.

Por ejemplo: Las razas grandes con doble manto de visitas poco frecuentes generalmente le demandarán demasiado tiempo, entonces usted puede pedir a ese tipo de clientes visitas al menos cada 3 meses. Si no reservan con anticipación y se presentan a sus citas tiempo después entonces se niegan a mantenerlos como clientes. Lo anterior amplia su espacio para trabajar con clientes y mascotas fijas de continuo retorno, que en términos numéricos generan más rentabilidad y por la continuidad serán perros que se trabajarán mucho más ágil.

Otra restricción que se ve más hoy en día es tener exclusividad de especie y raza. Mezclar gatos y perros puede ser un reto y le exige tener diferentes protocolos de atención, que le consumirán más tiempo a su personal.

Los medios de pago

Hay que abrazar las nuevas tecnologías para ganar eficiencia en su modelo de operación. Con las nuevas formas de pago como brazaletes, zonas transaccionales e incluso pagos en puntos de recaudo, pueden simplificar y ahorrar tiempo en su establecimiento. Sin embargo, cuando tome estas decisiones le sugerimos revisar los costos financieros que cada plataforma tiene, porque en el largo plazo y el volumen de los servicios, pueden llegar a significar una cantidad de dinero nada despreciable.

Crecer en metros cuadrados

Es tal vez la opción más costosa sobre todo en ciudades capitales, y financieramente impactará directamente sus gastos fijos, disminuyendo el margen si usted no incrementa rápido los ingresos. Pero si su empresa tiene un cuello de botella constante y su espacio actual le impide poder atender a sus clientes y restringir sus ingresos, es la decisión más inteligente.

Tenga mucho cuidado con la ubicación, además analice de su clientela cuántos están allí, no sólo por lo profesional del servicio, sino por la conveniencia del lugar.

El aumento de precios

Tal vez sea lo último en lo que usted quiere pensar. Pero esta debe ser una de las primeras cosas a considerar.

Lo que usted sí debería estar haciendo con disciplina es un aumento de precio anual que valga la pena teniendo en cuenta el crecimiento de los costos de la operación.

Es bueno estar midiendo en el mercado como se comportan las tarifas, al final del día incluso usted mismo compara precios antes de hacer una compra a sus proveedores ¿Por qué no lo harían sus clientes?

Finalmente, cuando hablamos de tarifas también debemos hablar de tamaños de los perros. A mayor tamaño debe ser mayor la tarifa, en algunos casos no sólo el doble de un servicio pequeño, a veces debe ser hasta del triple. Recuerde que en una raza extragrande puede estar perdiendo dinero haciendo más trabajo por menos ingreso del que podría tener en dos o tres de tamaño pequeño.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *