Hablar de la medicina veterinaria en Colombia es hablar del apellido Benavides. Hablamos Dr. Henry Benavides de la Clínica Dover sobre la historia de la medicina veterinaria y esto fue lo que nos contó.

El Dr. Henry Benavides de la Clínica Dover, médico veterinario ULS, internado en medicina y cirugía de perros y gatos UNAM, MV residente CVD y presidente NEUROLATINVET – ACNV, comenta que el padre de la medicina veterinaria es el Dr. Claudio, discípulo del Dr. Pasteur, quien llegó a Colombia en el año 1884 a través de un decreto del gobierno en el momento y el encargo fue que él debía crear la primera escuela de medicina veterinaria o la escuela de agricultura como era llamada en su momento. En el año 1885 ya estaba en funcionamiento la primera escuela de medicina veterinaria.

Dentro de los alumnos más destacados fue el Doctor Federico Lleras, recibió el título honorífico de medicina humana y contribuyó con el desarrollo de investigaciones en el campo de la bacteriología y microbiología; de hecho él es una de las razones por la cual el hospital humano de la ciudad de Ibagué lleva su nombre.

A raíz de la guerra civil que se desarrollo en el año 1889 en Colombia, la escuela de Medicina Veterinaria dejó de funcionar y a partir del 10 de mayo de 1921 entró nuevamente en actividad.

“Esa es una de las razones por las cuales en todo el territorio nacional el 10 de mayo celebramos el día del Médico Veterinario” explica el Dr. Benavides.

Médicos destacados

Dentro de los colegas destacados, forjadores y formadores de médicos veterinarios, según comenta el Doctor Henry en su momento estaban: el Dr. Carlos Julio Fandiño, el Dr. Vicaría, el Dr. Villamil, el Dr. Ordóñez quienes fueron representantes de la academia junto con el Dr. Pacheco y el Dr. Mora; encargándose de formar y dar los primeros conocimientos a los futuros médicos veterinarios y es así como surge la Fundación de la Clínica Veterinaria Dover, una sociedad en la cual el Doctor Efrain Vicente Bemavides Enriquez, padre del Dr. Henry Benavides, hizo parte y compró posteriormente la otra parte a los demás colegas.

Ese fue el momento en el que empezó a funcionar la atención de perros y gatos, y poco a poco la atención se fue transformando y en el año 1985 la prestación de servicios especializados llegaron.

Por otra parte, el Doctor Benavides señala que la creación del Club Canino Colombiano, contribuyeron al desarrollo de la medicina veterinaria en pequeños animales, pues dieron un impulso a las exhibiciones y juzgamiento de perros.

VEPA

Con la necesidad de que muchos médicos veterinarios buscaban capacitarse, el 27 de agosto de 1977 se creo la Asociación Colombiana de Médicos Veterinarios especialistas en pequeños animales.

En el año 1976 se hizo el primer congreso a nivel internacional. Este Congreso se llevó a cabo en Quito Ecuador pero era organizado por VEPA Colombia. A partir del año 1982 VEPA empezó a participar de los congresos de Acovez.

Los primeros miembros de VEPA fueron médicos veterinarios destacados y el primer presidente de VEPA Colombia fue el Dr. Efraín Benavides. En aquella época los conferencistas invitados venían de México.

En la década de los 90, los perros dejaron de ser catalogados como perros, y empezaron a ser denominados como mascotas y es allí donde la industria empezó a ver en los animales de compañía un foco importante de trabajo.

Una importante transición

No solo el desarrollo de marcas propias nacionales sino la importación de alimentos e implementos y también la industria nacional, empezó no solo a producir las necesidades colombianas sino que actualmente son exportadores especialmente de juguetería. De esta manera, también empezaron a abrir guarderías, a surgir entrenadores, adiestradores y se desarrolló el deporte canino.

Actualmente la medicina veterinaria abarca una industria alrededor de las mascotas que no solo implica tener una clínica veterinaria o un almacén, sino es algo mucho más grande que eso. Hay industrias especializadas solo para suplir implementos para clínicas veterinarias y las tecnologías cada vez han ido evolucionando, primero a nivel de laboratorio desde el punto de vista de diagnóstico y posteriormente a equipos de digitalización de rayos x. Actualmente hay clínicas veterinarias con servicios de imágenes avanzadas como tomografía e incluso centros especializados de resonancia magnética.

Esta es una industria que cada día va creciendo, va teniendo más desarrollo y más expectativas porque las familias colombianas ya no son de una sola especie sino son de dos especies: el hombre y sus mascotas. Los perros y los gatos ya no son vistos como animales de compañía sino como miembros de una familia.

La búsqueda de una especialidad

El Dr. Henry Benavides, expresa que indudablemente deben exitir médicos generales porque son necesarios, sin embargo, la especialidad tiene gran importancia. Cada vez hay más médicos veterinarios especialistas en diferentes áreas de la salud a nivel de Medicina veterinaria.

“El mensaje para las nuevas generaciones es que tienen que hacer un camino, un camino que implica que después de graduarse por lo menos hagan dos o tres años de Medicina interna antes de buscar una especialidad porque muchos colegas desafortunadamente se gradúan y cuando van hacer una especialización, quedan perdidos. El tener un buen proceso de Medicina interna es la que le va a permitir ver, desarrollar y conocer todo lo relacionado con los pequeños animales, y esta es una guía para elegir la especialidad”. Aconseja el Doctor Henry B.

Retos de la medicina veterinaria

  • No perder la esencia de la medicina, valoración de nuestros pacientes.
  • Medicina preventiva para las diferentes etapas de la vida de nuestros pacientes (nutrición).
  • Alta disponibilidad de información y capacidad de selección de la misma.
  • Mayor educación de los propietarios de las mascotas.
  • Estar al tanto de las nuevas tecnologías (genética, medicina regenerativa).
  • Bienestar al núcleo familiar, preservando la salud de las mascotas.

“Siempre he pensado que uno debe conocer el pasado para poder proyectarse en el futuro y poder planificar las cosas. Las cosas se deben planificar y no se deben hacer por generación espontánea e improvisación” concluye el Doctor Henry Benavides.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *