Reanimación cerebro cardio pulmonar en pequeñas especies

Por: Damián Gutiérrez, Médico veterinario UdeA. Especialista médico en pequeñas especies UdeA. Entrenamiento en Brasil en terapia intensiva y emergencias. Docente universitario en medicina interna de pequeñas especies. Ponente nacional e internacional.

Para todo equipo médico de internación y de emergencias, deben existir protocolos establecidos conforme a las necesidades que la clínica lo amerite, esto incluye mantener un entrenamiento constante en la atención y una estricta retroalimentación.

En la reanimación cerebro cardiopulmonar (RCCP), existen diversos roles que deberán desempeñar todos los pertenecientes al equipo médico y de apoyo clínico de la institución de salud animal. Dentro de estos roles encontramos:

Director

Es quien comanda toda la reanimación, inspecciona que se estén realizando compresiones de manera adecuada, así como las ventilaciones y monitoreo del paciente. El director debe dar la indicación de aplicación de medicamentos después del RCCP básico. A su vez puede cumplir la función de cabeza (es quien intuba al paciente y realiza positivas con ambú).

Compresor

Es quien realiza compresiones torácicas durante todo el RCCP, además, se releva con el profesional que aplica medicamentos para poder garantizar la calidad de las compresiones.

Auxiliar clínico

Es quien administra los tratamientos indicados por el director cada 2 minutos y puede relevar al compresor, cada que lo requiera (idealmente después de administrar medicamento). El encargado de aplicar medicamentos debe repetir en voz alta la dosis de medicamentos, la vía de administración y la forma de administración en la que indicó el director. Ejemplo: <<Administro adrenalina a 0,01mg/kg iv en bolo>>. De esta manera, se evitan confusiones y se verifica que la dosis y aplicación del medicamento sea la correcta. Adicionalmente, se sugiere tener en cada área, especialmente, en la sala de urgencias y hospitalización, un formato visible con todos los medicamentos a usar en mililitros totales por peso, para instaurar tratamiento de manera inmediata. Ver cuadro 1.

Tipos de reanimación cardio pulmonar

RCCP básico

Este se compone de: paciente en posición decúbito lateral en caso de tórax delgados y largos; decúbito dorsal en caso de tórax planos y anchos. Positivas con ambú (1 cada 6 segundos) y a la vez compresiones torácicas sin interrumpir 120/min (para ello podemos seguir el ritmo de música electrónica), comprimiendo máximo la mitad de la profundidad del tórax y dejando que el tórax vuelva a su tamaño normal. Para ello, se deben bloquear los codos de tal manera que la fuerza se ejerza desde el tronco y no desde los brazos, idealmente el paciente debe estar en el suelo; la duración de esta etapa inicial es de 2 minutos y durante este tiempo no se aplica medicación alguna. El encargado de los medicamentos debe conectar al paciente a multiparámetros y demás equipos de monitoreo.

RCCP avanzado

Este a comparación del básico se compone de: aplicación de medicamentos, monitoreo y desfibrilación. Inicia después de una pausa de máximo 10 segundos después de RCCP básico. Se aplican medicamentos o se desfibrila según indicaciones del director y de manera inmediata se continua con RCCP básico por 2 minutos más, realizando relevo de personal de compresiones (quien aplica medicamentos cambia de rol con quien realiza compresiones). Así se continuará cada 2 minutos hasta que el director decida parar la reanimación.

El objetivo de la reanimación es que el paciente vuelva a circulación espontánea y de ahí pasará a la siguiente etapa que es llamada cuidados posteriores. En esta etapa se prioriza la circulación del paciente con monitoreo hemodinámico continuo y si lo requiere, ventilación mecánica (para esto el paciente debe ser remitido a unidad de terapia intensiva). Debe ser vigilado por personal capacitado para cuidarlo, tanto en términos de enfermería como en habilidades médicas.

Fotografía: Cortesía Thara Villalobos

Foto 1. Maniquíe canino adaptado para simulación veterinaria y entrenamiento en reanimación. Sirve para simular ventilaciones con positivas, compresiones torácicas y pulso metatarsiano. Creador Damián Gutiérrez. Comercializa: vetsapiens educación continua Medellín – Colombia.

Según expertos, uno de los pilares básicos para una correcta reanimación, es la preparación. Para ello, se requiere de entrenamiento y capacitación continua del personal. En medicina humana, muchas clínicas de alta complejidad exigen que su personal realice entrenamiento mínimo cada año, en donde se hagan simulacros de RCCP y ABC de urgencias con el apoyo de maniquíes (en la foto 1 se muestra ejemplo de maniquíes canino adaptado para simulación veterinaria).

La medicina veterinaria de pequeñas especies cada día crece más y por ende, se sugiere realizar mínimo cada año, un entrenamiento al personal para garantizar que a la hora de que se presente un código azul, todos los roles estén cubiertos y con protocolos específicos, según la cantidad de personas que se encuentren en turno. A continuación, presentamos un breve resumen para la práctica clínica veterinaria. Cuadro 2.

Cuadro 2. Resumen RCCP básico y avanzado. Fotografía Damián Gutiérrez. Institución: Formaser.

Contacto para capacitaciones y entrenamientos:
+57 3147823477 / damianmedicoveterinario@gmail.com
damiamedicovet@gmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *