Pet Industry a través de su equipo periodístico sondeó 100 clínicas veterinarias del país para evaluar cual ha sido la dinámica comercial teniendo en cuenta las medidas de confinamiento adoptadas por el gobierno, esto con el fin de compartir con la audiencia un termómetro que sirva de guía para las decisiones gerenciales. Por: Tatiana Gómez

La pandemia del coronavirus es una situación que ha cambiado nuestra forma de vida, nuestros comportamientos, rutinas y actividades diarias no solo laborales, sino también personales. En muchos sectores económicos hemos visto un aumento o disminución de actividades y movimientos de negocio. Teniendo esto en cuenta, se realizó un sondeo sobre cómo esta pandemia ha afectado o favorecido al gremio veterinario en cuanto a la prestación de servicios y venta de productos para las mascotas en los diferentes hogares de Colombia, las medidas que tuvieron que adoptar dadas las nuevas reglamentaciones de bioseguridad y la aceptación de estas por parte del equipo de profesionales y clientes, igualmente se busca indagar si han surgido afectaciones financieras o si han sentido algún tipo de estrés ocasionado por esta situación en términos laborales o como empresarios.

Evidenciamos 6 hallazgos sobre cómo ha afectado o favorecido la pandemia al gremio veterinario:

1. Aumento de visitas

¿Durante el tiempo de pandemia ha habido algún incremento en la frecuencia de visitas de algún tipo de paciente en especifico?

El 78% confirmó un incremento de visitas principalmente de cachorros, solicitando más que todo exámenes de laboratorio.

2. Patologías particulares en la pandemia

¿Se está presentando alguna patología particular en los pacientes debido a la pandemia? ¿Se ha incrementado la venta de algún producto por dicha patología?

El 71% confirma que las principales causantes han sido problemas gástricos. Los establecimientos indican que esta patología se ha presentado principalmente por automedicación o remedios caseros en un 54% y cambios de dieta en un 46%.

Por esta patología se ha dado un 57% de aumento en la venta de productos farmacéuticos, gracias a que los propietarios están más enfocados en atender las necesidades médicas de su mascota.

3. Incremento en la venta de alimentos

¿Se incrementó o disminuyó la venta de alimentos? ¿Cuál es el tipo de alimento más solicitado?

El 69% afirma haber incrementado su venta de alimento, específicamente alimentación seca. El 32% afirma que las marcas premium y super premium han sido las que más se han dinamizado.

4. Protocolos de bioseguridad

¿Los establecimientos siguieron los lineamientos e implementaron los protocolos de bioseguridad indicados por el gobierno? ¿fue sencillo? ¿debieron invertir dinero para esto?

Frente a esto, el 100% de los establecimientos afirma cumplir con los protocolos de bioseguridad, este cumplimiento de los protocolos les implicó invertir en dotación y equipos. De acuerdo con los costos, aunque fueron diversos por la diferencia de precios de las ciudades e insumos, en términos generales se habló de un mínimo de $1.500.000 de inversión inicial promedio por sede y de $63.000 costo promedio/persona de dotación para la protección.

¿Cómo fue la aceptación inicial de los clientes? ¿los clientes acataron las normas?

Destacando que en términos generales los clientes aceptan y colaboran con los propietarios y empleados de las clínicas, se manifiesta que hace falta más conocimiento general sobre el uso del tapabocas.

5. Finanzas estables

¿Las clínicas veterinarias podrán seguir operando con normalidad o pueden verse afectadas financieramente? ¿aplicó a alguna ayuda por parte del gobierno? ¿aplicó a algún crédito por entidades financieras?

Es positivo saber que el 97% afirma que su situación financiera es estable, existe la incertidumbre general que se vive en una pandemia, sin embargo, los establecimientos de salud se sienten confiados. Eso es coherente con que solo el 11% aplicó o está aplicando para subsidios de alivio ofrecidos por el gobierno.

El 84% manifiesta que tenían créditos activos con entidades financieras y que gozaron del beneficio en los plazos y congelamientos que generó el sector financiero lo cual les brindó mayor estabilidad.

6. Estrés por incertidumbre

¿Han sentido mayor presión o estrés en términos laborales o como empresarios ocasionados por la pandemia?

El 95% manifiesta tener preocupación por lo que sucederá a mediano y largo plazo, sin embargo, no lo relacionan con estrés por trabajo sino la incertidumbre de la situación y de las acciones tomadas por el gobierno que afecten directa o indirectamente su labor. Eso no minimiza el hecho de que el 45% manifiesta tener más carga laboral por el volumen del tráfico en la clínica.

Favorecido el gremio veterinario

Según lo indagado, podemos concluir que la pandemia generó un cambio en los hábitos de los propietarios que ha conllevado a mejorar el nivel de bienestar de las mascotas, ya que los propietarios tienen más tiempo para compartir con sus animales de compañía, por lo que atienden mejor sus necesidades, completan con más disciplina los tratamientos y esto hace que haya un aumento en las visitas al veterinario para exámenes médicos, consultas y revisiones, e incluso una mejora en los hábitos alimenticios que se le han estado suministrando.

A pesar de que no tenemos certeza de qué depare para el futuro con esta pandemia a la que seguimos enfrentados, las clínicas veterinarias cuentan en este momento con una estabilidad financiera y compromiso de su personal, que permitirán mejoras administrativas y de procesos, facilitando su día a día y generando mayor productividad y rentabilidad. El Bienestar dado por los propietarios a las mascotas genera un bienestar general de los hogares.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *