La ecografía y cardiología desde la experiencia de una experta 

Por: Tatiana Bahamón  

La ecografía y la cardiología son especialidades que en el campo de la medicina veterinaria con el paso de los años se han ido abriendo camino; con el desarrollo y la evolución de nuevas tecnologías. Estas se han convertido unas grandes aliadas en el diagnóstico y tratamiento de enfermedades en pequeños animales. 

En la medicina veterinaria existen múltiples especialidades y cada una de ellas cumplen funciones específicas e importantes. No obstante, un factor común en ellas es la búsqueda constante de la mejoría en la salud y el bienestar de los animales. 

La doctora Carolina Romero, médica veterinaria egresada de la Universidad Nacional de Colombia, con amplia experiencia en ecografía y cardiológica veterinaria; en entrevista nos contó su proceso de exploración y capacitación constantemente en búsqueda de brindarles bienestar a sus pacientes a través de una consulta profesional y oportuna. 

Los inicios  

Doctora Carolina Romero

Las especialidades llegan a la vida de los profesionales de diferentes maneras, en el caso de la doctora Romero, ocurrió al terminar su carrera universitaria como médica veterinaria. Sus primeras experiencias fueron en clínica en el área de cardiología y fue así como empezó a interesarse por esa asombrosa especialidad. 

Gracias a los espacios de capacitación pudo conocer a grandes colegas que han sido fundamentales en su ejercicio profesional, pues son innumerables las enseñanzas y conocimientos que le fueron impartidos. 

La oportunidad de abrir su propia unidad de cardiología surgió después de años de constancia, trabajo duro y por supuesto, mucha disciplina. Lo primero que adquirió fue un ecógrafo y desde ese entonces optó por aprender sobre ecografía.  

 Yo monté la unidad y los primeros meses la ecografía empezó a dispararse. De hecho, llegaban más pacientes al servicio de ecografía que al de cardiología. 

Carolina Romero

La interconsulta, una oportunidad de crecimiento

En estos 5 años que la doctora Romero lleva trabajando como independiente en su unidad ofreciendo el servicio de cardiología y ecografía, divisó la idea de implementar la interconsulta en su negocio como parte del crecimiento.  

Para llegar a prestar un servicio de interconsulta antes se realiza el siguiente procedimiento: 

  • Manejo de agenda programada. 
  • El colega veterinario pide un espacio lo más pronto posible. 
  • Se agenda la cita con antelación. 
  • El día de la cita se dirige hacia la clínica con todos sus equipos, le practica la valoración al paciente, hace un examen clínico general, ausculta al paciente y determina si padece algo extraño como: un soplo, una arritmia, etc. 
  • Si se le encuentra algo al paciente que deba ser tratado por un especialista, es justo en ese momento donde empieza la interconsulta. 

La interconsulta según la doctora Romero se compone de tres partes mínimamente: 

  1. Ecocardiografía. 
  1. Electrocardiografía. 
  1. Medición arterial. 

“Estos son los servicios esenciales en la interconsulta, sin embargo, hay otros servicios que deberían estar incluidos en la consulta o que deberían ser remitidos a un lugar especializado” explicó la doctora 

Uno de los servicios adicionales especializados a los que se refiere la doctora, se trata de la valoración Holter, un examen de electrocardiografía del corazón por 24 horas. Este se practica en pacientes específicos que padecen arritmia y necesite ser monitoreado por un tiempo prolongado. 

Al final de la interconsulta se emite el diagnóstico y el especialista hablará con el tutor del paciente y el médico veterinario sobre dicho diagnóstico realizado. Posteriormente se emite un informe por correo electrónico que se le hace llegar tanto al médico veterinario como al propietario. Si el paciente requiere determinado tratamiento, se instaura una formula médica y se empiezan a programar controles. 

Factores determinantes en la prestación de servicio

Algunos de los detalles importantes en la prestación de este servicio es exigir al médico tratante información esencial del paciente. Esto ayuda a que el especialista pueda realizar la valoración teniendo en cuenta cuál ha sido su historia clínica. 

“Enfrentarse a imágenes de radiografía y posteriormente a una valoración del paciente sin sabes cuál ha sido su historia clínica resulta difícil, pues no podemos tener certeza de que habrá pasado con él antes de la valoración que le vayamos a hacer” Carolina Romero. 

Doctora Carolina Romero

Lo ideal es que antes de iniciar una interconsulta entre colegas puedan conversar sobre los antecedentes del paciente, los signos que presenta, si es primera vez que lo ve un cardiólogo, etc., luego de tener esa charla, ya se puede programar una fecha con mayor certeza.   

El colegaje un elemento clave

Para nadie es un secreto que contar con colegas que puedan opinar profesionalmente sobre paciente resulta enriquecedor. La doctora Romero comenta que ella y colegas cardiólogos utilizan un grupo de WhatsApp donde se comparten casos de pacientes que están tratando y se genera una discusión en torno al tema. 

“Este tipo de dinámicas resultan ser muy enriquecedoras en conocimiento para cada uno de nosotros, pues tenemos la opinión y el consejo de otro profesional” Dra. Romero. 


Carolina Romero 

Médica veterinaria de la Universidad Nacional de Colombia, diplomada en ecografía en pequeños animales de la Universidad de La Salle, Candidato a MSc en Fisiología en la Universidad Nacional de Colombia, directora y fundadora de Dra. Carolina Romero Ecografía y Cardiología Veterinaria, y miembro de la Sociedad de Cardiólogos Veterinarios en Latinoamérica. 


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.