Hablamos con el Doctor Alberto Montoya, investigador de la Universidad de las Palmas de Gran Canaria, sobre un estudio recientemente publicado por la revista científica Animals. El estudio titula Dirofilaria Immitis podría ser un factor de riesgo para el desarrollo de enfermedades alérgicas en humanos.

José Alberto Montoya-Alonso, Rodrigo Morchón, Jorge Isidoro Matos, Yaiza Falcón-Cordón, Noelia Costa-Rodriguez y Elena Carretón, conforman un equipo multidisciplinar que han trabajado en la facultad de veterinaria Universidad de las Palmas de Gran Canaria en conjunto con el departamento de farmacia de la Universidad de Salamanca, y fueron ellos quienes trabajaron en este estudio.

El aspecto zoonósico de la dirofilariosis les importa porque es transmisible al hombre. La dirofilariosis es una enfermedad que se produce por un gusano y se pasa por los mosquitos y estos la pasan de un perro a otro. Es por ello que dicho estudio fue realizado para conocer si la exposición al gusano del corazón puede contribuir al desarrollo de alergias en humanos.

Los investigadores señalan que las islas son hiperendémicas para el gusano del corazón canino y el riesgo de infección zoonósica es alto.

De esta manera también se manifiesta que existe evidencia de desarrollo de alergias debido a infecciones por nematodos en animales y humanos. La población de las Islas Canarias presenta una alta prevalencia de comorbilidades alérgicas, y estudios previos han demostrado una posible relación entre alergias y seropositividad a dirofilariosis.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *