Seguir tu pasión para encontrar el éxito 

Por: Lauren Franco 

A veces la vida da ciertos giros, uno nos sorprende más que otros, pero lo cierto es que como decían las abuelas: todo tiene un propósito. María Fernanda Manzano es la prueba de ello, su vida dio un giro de 360° el día que se dio cuenta que la industria del petróleo no era lo suyo por el contrario su amor se encontraba en los animales de compañía. 

De las necesidades propias nacen los emprendedores 

María Fernanda vive en Barranquilla, la arenosa, y en medio del calor, el sol y el mar descubre que por más que le gustaba su trabajo este no la apasionaba. Quizás, son muchas las personas con este sentimiento, pero son pocas las que se atreven a hacer algo al respecto. María Fernanda decidió cambiar su rumbo. 

La historia comienza cuando un día su esposo, luego de constantes insistencias, le regala una perrita. Lo que pensó que sería solo el amor a su mascota se convirtió en el inicio de su empresa. Cómo todo tutor preocupado por su bienestar se preguntaba constantemente en qué lugar su perrita tendría el trato que merece y que ella podría supervisarla. Sin embargo, no encontró nada que fuera cercano, accesible y cumpliera con sus condiciones.  

Así que decide crear su propia empresa donde el objetivo principal fuera el bienestar de las mascotas. Y así, con esa necesidad propia se dio cuenta que tiene un negocio potencial que además de crecer a pasos vertiginosos le apasionaba. Decidida renuncia a su empleo de más de cuatro años y crea Little Paws: Una tienda de mascotas, spa y veterinaria. 

Una empresa con compromiso social 

Cuando María Fernanda crea Little Paws se da cuenta que no sólo será un lugar donde las personas podrán llevar a sus animales para arreglarlos, conseguir productos o recibir atención. Era consciente de la problemática de abandono animal en su ciudad y sabía que debía hacer algo.  

La situación de abandono animal en la costa Caribe es un secreto a voces, según cifras de la Fundación Universitaria San Martín en Barranquilla para el 2020 había 70 mil perros y 30 mil gatos callejeros, cifra que aumentó en el 2021. Además de la problemática de bienestar que provoca esta situación, el panorama también afecta la salud humana por lo cuál actuar en torno al tema es urgente. 

En esa línea María Fernanda no pudo ser ajena a la situación: en el camino a su trabajo veía varios animales callejeros que necesitaban ayuda y ella les tendió la mano. “Todo nació por mi primera perrita y ahora tengo 11 (entre perros y gatos)” expresa la gerente general de Little Paws. 

El compromiso social de la boutique y spa de mascotas tuvo un impacto en la comunidad, ya que sus clientes veían con buenos ojos la labor que hacía lo que indirectamente los impulsaba a seguir accediendo a sus servicios.  

Little Paws está comprometida con la adopción de mascotas. Es una zona con sobrepoblación de abandono de mascotas que terminan llegando a la boutique y el spa y quedan ahí 

Un reconocimiento a su trabajo y dedicación 

Little Paws en poco tiempo se ha consolidado en la industria, las personas reconocen su trabajo, la calidad y sobre todo el trato hacía los animales. A sus puertas llegan toda clase de razas, tamaños y de animales. Por el estigma, que de a poco se está acabando, en trono a los gatos en la costa llegan más perros, pero ellos como empresa han sido testigos de la tenencia de gatos responsable en sus clientes. 

Pero si hablamos de que razas llegan a Little Paws encontramos: Yorshire terrier, Shit Zu, Bulldog Francés, Maltipoo, Schanauzer y demás. Todos los que han llegado se mantienen en el tiempo la calidad y el trato que ofrecen.  

A pesar de que Little Paws es reconocida por su spa canino también ofrecen otros servicios: spa, veterinaria, hotel canino y felino y una boutique. Sin embargo, el trabajo que los caracteriza es el spa tanto que fueron merecedores de los Premios Petindustry a la mejor peluquería canina de la región Caribe.  

El premio representó felicidad, todos estaban contentos, todos quería fotos. Sentimos el cariño incluso de los clientes

María Fernanda, gerente general de Little Paws. 

Esta empresa crece cada día más y sus proyectos a futuro son muchos: ampliar su sede, ofrecer un nuevo servicio de escuela para mascotas y en un tiempo un poco más lejano tener otra sede. Pero algo es claro dentro de todo este proceso, el ingrediente secreto ha sido la pasión.  

Crear empresa es muy bonito, trabajas por lo tuyo por lo que te gusta y apasiona: Eso es lo más importante 

María Fernanda, gerente general de Little Paws. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.