Conocer el comportamiento del consumidor es vital para poner en marcha diferentes estrategias en la venta de productos y servicios, y que estas se logren con mayor éxito. Para ello el neuromarketing es una buena opción.

Por: Tatiana Bahamón Méndez

Las campañas basadas en neuromarketing buscan responder a la pregunta ¿Qué quiere el cliente? pero, no se lo preguntan al consumidor, dado que somos seres emocionales y estamos dados al cambio, a la moda, las tendencias, etc. En este sentido, se debe observar el entorno, el mercado los movimientos que se están dando dentro de la industria y arriesgarse para obtener buenos resultados a partir de la innovación.

Fotografía: Pablo Otálora

En Pet Industry hablamos con Pablo Otálora, director de consultoría en Neuropúblico, agencia de marketing digital, quien nos compartió algunos datos importantes para conquistar al consumidor, a través del neuromarketing.

El neuromarketing es según el director de Neuropúblico, una metodología que existe para entender psicológica y neuralmente cómo funciona el cerebro de las personas al momento de percibir una publicidad. La información al pasar por el cerebro, es interpretada por las personas y posteriormente deciden si realizan o no cierta acción en cuanto a comprar un producto o hacer uso de un servicio se trata.

¿Cómo aplicar el neuromarketing?

Como en cualquier industria, el neuromarketing ayuda a entender mejor a los diferentes prospectos (posibles compradores). El beneficio de aplicarlo se centra en potenciar los estímulos que puede ocasionar una estrategia de comunicación como lo es la publicidad que se comparte desde las empresas o negocios, comenta Pablo Otálora.

La sociedad está en constante cambio y por supuesto, como otras industrias, la de las mascotas también lo vienen presentando, así lo explica el experto en marketing digital. Según Pablo, uno de los patrones que se pueden encontrar en los clientes del mercado pet, es su preocupación por satisfacer las necesidades de sus mascotas, casi como si fueran las propias. Esto quiere decir que buscan que sus animales tengan placeres muy parecidos o similares a los que podría sentir un ser humano. “Está demostrado que es un éxito entender esto para generar oportunidades de negocio como lo son los pet spa, la comida gourmet para animales, fiestas, funerales…hasta bodas he llegado a escuchar, entre muchos otros” señala.

Hablando de estrategias

En Neuropublico han analizado que por más que la publicidad se enfoque al animal, realmente se centra en la persona responsable de animal (en su propietario), se enaltece por ser tan buena onda con sus queridos animales. Pareciera entonces que el centro de una publicidad con neuromarketing no estuviera solamente en mostrar un animal feliz y saludable, sino también a un ser humano ejemplar.

Según Pablo Otálora, un tip sencillo pero efectivo para aplicar neuromarketing es comparar y modelar la estrategia de comunicación publicitaria, con la de productos para mamás humanas cuyos hijos estén en etapas de crecimiento principalmente; pues por naturaleza el ser humano es protector, con un animal nada es diferente y se le considera parte de su manada.

“Comparar y modelar la estrategia de comunicación es clave”

Por otra parte, una muy buena forma de medir y proyectar las ventas haciendo uso del neuromarketing en redes sociales, puede venir del seguimiento de las tendencias en redes sociales, a través de ellas se puede lograr entender qué sentimientos está produciendo en los clientes o usuarios, la publicidad de determinados productos. Vale la pena mencionar que sentimientos positivos como: un me gusta, un me divierte, un me encanta, un re-posteo o un comentario se puede traducir en clientes que en un primer momento pueden ser ocasionales pero que sí se hace un buen uso de la empatía, se pueden convertir en clientes frecuentes que a su vez atraigan a otros.

Además del concepto de publicidad que el director de consultoría mencionó, asegura que es fundamental aplicar los canales correctos donde están los compradores. Hoy en día, la cultura de la digitalización está logrando en 30 días lo que no se pudo en 5 años. Frase de cajón y muy real “si no está en internet no existe”.

“No se puede pretender pensar, en que vamos a volver a la “normalidad”, la nueva normalidad es esta y no puedes ir en contra de lo que funciona si quieres que tu empresa funcione” añade Pablo Otálora. Ahorrarles energía a los clientes (otro tip del neuromarketing) , es la oportunidad en estos tiempos para sacarle ventaja a la competencia y hacerle mucho más fácil la vida al consumidor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *