Mi Corral, más de 50 años al servicio de las mascotas y del sector agropecuario

Con más de 50 años Almacenes Mi Corral, una empresa familiar, ha crecido y se ha fortalecido en la industria al ser una alternativa que suple las necesidades de las mascotas y de los productores agropecuarios. Por: Tatiana Bahamón.

Contar la historia de Mi Corral es hablar de años de un legado familiar y de la lucha constante de Federico Osorio Arrieta (QEPD), un emprendedor y visionario oriundo de San Juan de Nepomuceno quien junto con su esposa Augusta Lozano, una cartagenera, en los años 60 gestó este gran proyecto.

Para ese entonces Federico trabajaba en una empresa alemana llamada Byla y al saber que esta se iba del país, junto con su esposa vio la oportunidad de comprar dicho almacén dedicado al sector agropecuario que se encontraba ubicado en el centro de Barranquilla; fue así como sin dudarlo, su esposa Augusta vendió la casa ubicada en el barrio Manga de Cartagena para iniciar el sueño de ser empresarios.

El almacén llenaba de ilusión a Federico debido a que ya contaba con el conocimiento de dicho sector, pues había sido un exitoso ejecutivo de esta compañía, y, además, procedía de una reconocida familia ganadera. Fue así como con firmeza y decisión que caracterizan a los verdaderos emprendedores nació una empresa que daría excelentes frutos.

Pese a la alegría de haber podido cumplir el sueño de emprender, Augusta y sus cinco hijos, Jorge, Vivian, Marta, Fabiola y Beatriz Eugenia, que todavía eran pequeños, en 1973 enfrentó un momento difícil y doloroso, pues Federico quien había sido su esposo y cómplice de vida falleció, dejando en sus manos la empresa que con mucho esfuerzo habían sacado adelante.

De camino al crecimiento

Cuando su hijo Jorge terminó el bachillerato, su madre lo puso al frente de la empresa y en pocos años, este joven gerente empezó a expandir y diversificar el negocio con la apertura de nuevos puntos de venta. A esto se sumó el cambió de nombre de los almacenes por “Almacenes Mi Corral”.

Preservando los valores corporativos, se fueron realizando dichas aperturas para estar más cerca de sus clientes y las áreas de la empresa se fueron ampliando y solidificando, hasta convertirse en la cadena de almacenes agropecuarios más grande de la costa colombiana y una de las más importantes del país.

Mi Corral es la marca registrada por Federico Osorio A. S. A. para su cadena de almacenes Agropecuarios y de mascotas, esta marca ha logrado mantenerse en el mercado durante varias décadas a pesar de los impases económicos del país y ese ha sido el fruto de un trabajo honesto y estratégico enfocado en la proactividad y las tendencias del mercado colombiano y extranjero, garantizando siempre el origen de los productos, su adecuado almacenamiento y su calidad.

Alineados con el crecimiento de las mascotas, abrieron puntos especializados en este mercado, ofreciendo gran variedad de productos garantizados y novedosos, alimentos para todos los segmentos económicos, logrando la confianza y preferencia de sus clientes.

Actualmente la empresa cuenta con 17 almacenes distribuidos en Barranquilla, Cartagena, Santa Marta, Pivijay y Turbaco, supliendo las necesidades de productores agropecuarios y dueños de mascotas para garantizar siempre el origen y calidad de los productos y beneficiando a los clientes con una clara y veraz asesoría en los puntos de venta.

Servicios

Los servicios de Mi Corral se componen de:

  • Excelente servicio de asesoría por parte del personal colaborador.
  • Gran portafolio que consiste en tener la mayoría de más marcas de alimentos concentrados, medicinas veterinarias y accesorios para cumplir con las necesidades de sus clientes.

Comprometidos con la labor social

Para Mi Corral, siempre ha sido de gran importancia la labor social que cumplen las fundaciones sin ánimo de lucro, es por ello que siempre buscan hacer un gran aporte todo el año a fundaciones serias y bien organizadas que se dedican a reubicar mascotas que se encuentran en estado de abandono, donándoles concentrado y también realizan jornadas de valoraciones para estas fundaciones para que las mascotas lleguen a nuevos hogares en condiciones adecuadas.

Fortalecimiento empresarial

Mi Corral, en búsqueda de estrategias para poder servirle de una mejor manera a sus clientes durante la pandemia fortaleció el servicio de contact center, duplicando el número de operadores y realizando una gran inversión en infraestructura y desarrollo tecnológico, adicionalmente, implementó protocolos en los almacenes para el distanciamiento social y el uso de materiales de protección con el fin de prevenir el contagio por Covid 19. El desarrollo del canal virtual ha sido exponencial y es el objetivo de la empresa liderar este mercado a nivel local. Mi Corral actualmente se encuentra trabajando en su plataforma de venta online www.micorral.com, una plataforma comercial donde se podrá encontrar el más variado portafolio de productos para las mascotas.

Una alternativa para los propietarios y sus mascotas

El objetivo de Mi Corral es seguir creciendo y evolucionando, pensando siempre en el bienestar de sus clientes y de sus mascotas, analizando las tendencias del mercado, proponiendo soluciones basadas en la innovación y ofreciendo un portafolio excelente de productos y servicios que asegure llegar a más hogares donde la mascota haga parte de la familia, al igual que servir y asesorar de forma eficaz a los ganaderos y productores agropecuarios.

Como reconocimiento de la dedicación, la constancia y la buena atención a sus clientes, esta cadena de almacenes que ya lleva más de 50 años de historia, por elección del público fue galardonado como mejor pet shop de la región caribe en los Premios Pet Industry 2020 y es ese el motivo por el cual quisimos compartirles esta historia, muestra de lo que se puede alcanzar en una empresa familiar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.