Realidad virtual como herramienta en la formación

Investigadores veterinarios de la Universidad Estatal de Colorado han creado unas gafas de realidad virtual capaces de recrear entornos clínicos veterinarios.

Las gafas de realidad virtual permiten o hacen posible que las personas realicen tareas que de otro modo serían difíciles, lentas o incluso imposibles. Este tipo de herramienta ya está más o menos presente en todos los sectores de la sociedad. En este sentido, los investigadores están estudiando cómo implantar las gafas de realidad virtual en el sector educativo, concretamente en la carrera de veterinaria.

En la Universidad Estatal de Colorado (EE.UU.), un equipo interdisciplinar de investigadores ha desarrollado VetVR, una iniciativa que abarca todo el campus y en la que participan veterinarios, informáticos y artistas gráficos. Su objetivo es desarrollar y probar herramientas educativas virtuales para la medicina veterinaria.

«Mientras tratamos de validar la realidad virtual y su potencial en la educación superior, queremos ir más allá de la medicina veterinaria», ha comentado Pedro Boscan, quien dirige el departamento de anestesiología en el Hospital Docente Veterinario James L. Voss.

El equipo de VetVR ha estado desarrollando un módulo virtual para instruir a los estudiantes de veterinaria en los fundamentos de la anestesiología: cómo sedar a los pacientes, utilizar una máquina de anestesia, administrar medicamentos, realizar una ecografía de urgencia y todo lo demás que entra dentro de la realidad de la clínica veterinaria. Por ejemplo, otro grupo del campus desarrolló un programa de realidad virtual para enseñar anatomía humana.

Algún día, “una herramienta virtual de este tipo podría complementar el equipo presente en las clases, haciendo que la educación sea accesible para muchos más estudiantes, incluso en la distancia”, celebra Boscan.

Mudarse al espacio de juego

El equipo también desarrolló un juego de realidad virtual que permite a los jugadores «jugar» como un estudiante de veterinaria en una clínica, ofreciendo oportunidades para la toma de decisiones complejas y la evaluación de los resultados clínicos en los pacientes. El juego estará disponible en breve y está pensado con fines educativos. Los investigadores esperan que su salto al público les ayude a perfeccionar el software y mejorarlo para seguir utilizándolo en entornos educativos. Su plan es lanzar otros productos, como una aplicación para el tratamiento de la salud mental.

El futuro de la educación

Boscan y otros veterinarios creen que la formación virtual en medicina veterinaria podría ayudar a los veterinarios a estar mejor preparados para sus futuras carreras.

«Llevaba mucho tiempo buscando la forma de recrear el estrés de estar en las clínicas. Si te encuentras en una situación de emergencia, tienes que aprender a manejar el estrés y a tomar decisiones importantes», explica Boscan.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *