Bañar a un felino no es tan sencillo como parece, el profesional que brinda estos servicios además ser profesional en el tema, debe tener cierta destreza y experticia para mantenerlo tranquilo y hacer para el gato de esa experiencia lo más agradable posible

Por: Tatiana Bahamón Méndez.

El baño es un procedimiento al que los felinos suelen temer, sin embargo, este puede hacerse más ameno si se tienen en cuenta ciertos factores para no alterar los niveles de estrés en ellos y así puedan disfrutarlo plenamente. Nancy Arévalo, propietaria de Spa tu perro spa tu gato ubicado en Bogotá, nos compartió algunos consejos para hacer del servicio de baño un espacio agradable para los gatos.

Adecuación del espacio

El lugar destinado para la sesión de baño debe ser un espacio donde no impere el ruido, pues los gatos son muy susceptibles a ellos y pueden generarles estrés. Este debe ser un espacio armonioso donde ellos a pesar de estar en un sitio diferente a su hogar, sientan que son bien recibidos.

Tener colores agradables en el lugar, hacer uso de esencias en el ambiente y ponerles música relajante, son buenas opciones para bajar los niveles de ansiedad.

Protocolo de atención

  • Un día antes de la cita, se le puede recomendar al propietario que le ponga al gato el cargador en un sitio con la puerta abierta para que entre y salga de él. Usualmente cuando los van a llevar al spa, los propietarios los meten a la fuerza en el cargador, lo cual provoca en ellos altos niveles de estrés.
  • Es de vital importancia evitar que los gatos se estresen de camino al spa, debe recomendarle al propietario que haga lo posible para que ellos estén relajados durante el trayecto.
  • Recibir al felino con esencias y si está muy estresado se aconseja dejar el servicio para otro día, pues la idea no es que tenga una mala experiencia.
  • La persona que los va a bañar debe estar muy relajada, tranquila y debe hablarle mucho y consentirlo.

Corte de uñas

Deben ser cortadas con suma precaución de no llegar hasta el nacimiento de la uña, pues puede ocasionar sangrado o una lesión. Para realizar este procedimiento existen diferentes cortaúñas y la elección va de acuerdo con el tamaño del gato.

Deslanado

Con ayuda de un cepillo de cerdas suaves, peinar por por todo el cuerpo del gato eliminando así todo el pelo muerto. Se recomienda hacerlo antes de llevarlo a la tina.

Limpieza de dientes

Para limpiar los dientes se puede utilizar una crema indicada para ellos y que sea libre de flúor. Otra opción es limpiarlos con ayuda de una gasa y un antiséptico para eliminar las bacterias.

Limpieza de los oídos

Con ayuda de una gasa o un algodón previamente humedecido con agua o con un producto especial de su preferencia, limpiar cuidadosamente la zona. Es importante verificar que no haya quedado residuos de algodón en el conducto auditivo.

El baño

Meter al gato en la tina no es tan sencillo, pues el ruido del agua lo puede llegar a estresar. Para evitar que eso ocurra, acercar la ducha a su cuerpo es una buena opción para que no sienta el ruido.

Para iniciar, es importante cubrir el conducto auditivo ya sea con un algodón o un tapón para evitar que le caiga agua y que le genere otitis al felino.

El hablar suave (no hacer mucho ruido) durante el baño, realizar masajes desde la cara hasta la cola, y poner música relajante ayuda a crear un ambiente agradable y tranquilo.

Cualquier producto que se vaya a aplicar debe ser especializado y de buena calidad. Así mismo, deben ser retirados en su totalidad, pues los residuos pueden ocasionar algún tipo de alergia.

Procure que no le caiga mucha agua sobre la cabeza para que no le entre agua al oído y sus ojos no se irriten.

Una vez realizado el baño, se deberá pasar a la mesa para hacerle el debido secado. En caso de que al gato le moleste el secador, podrá hacer uso de una toalla completamente limpia.

El corte

Un error común es seguir las instrucciones del propietario para quitar el pelo, pues muchos quieren que se le quite completamente pero no saben que el pelo es el que protege la piel del felino y al quitarlo completamente le puede ocasionar alergias e irritación. El primer paso está en educar al propietario.

Los cortes varían dependiendo de la raza, sin embargo, en todos los casos (con pelo largo, corto, abundante o escaso) se debe procurar que la piel no quede al descubierto.

En el caso de los genitales, se suele hacer un corte higiénico cuando son de pelo largo, cuando son de pelo corto no es necesario, pues usualmente tienen esa zona libre.

Recuerde que en cada uno de los procedimientos que se le vayan a realizar al gato durante la sesión de baño, se debe procurar que él se sienta cómodo pues cuando un gato es sometido a un procedimiento a la fuerza, solo hará que este se estresé y se torne agresivo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *