Desafíos del servicio de peluquería a domicilio

El servicio de grooming a domicilio es para muchos tutores de animales de compañía, una gran ventaja en esos días en que el tiempo y la facilidad de movilización es muy limitado. Sin embargo, esta modalidad no se debe tomar a la ligera para evitar caer en algunos errores que pueden ir en contra de la calidad, viabilidad financiera e incluso la seguridad del personal, las mascotas y sus familiares.

Unos de los mayores riesgos en el modelo de domicilio de peluquería en perros y gatos son los gastos y la gestión del tiempo, por lo tanto es vital tener indicadores en estos dos aspectos que nos permitan observar de cerca su comportamiento para tomar decisiones gerenciales a tiempo. Por ejemplo, con el reciente aumento de los precios de la gasolina que vive el mundo, puede que un modelo de negocio hoy día necesite un reajuste inmediato para que la utilidad no se vaya por el desagüe. Por eso aquí queremos compartir algunos puntos en los que debemos tener cuidado:

Aumento del costo de transporte

Tenemos dos escenarios en un servicio de domicilio, contamos con un vehículo de peluquería móvil, o prestamos el servicio in-house, y en ambos casos no se puede perder de vista el costo de movilización dentro de la ciudad.

Es aconsejable crear una matriz de costos en términos de consumo de combustible o costo de movilización por trayectos. En adición, es muy importante hacer una buena planeación de la ruta no solo para ahorrar combustible o costos en los trayectos, sino para no poner en riesgo el tiempo, ya que el retraso en un cliente impacta de manera negativa la agenda de todo el día y pone en riesgo la satisfacción de los clientes.

Si estamos entrando en este modelo de negocio por primera vez es importante contar con el acompañamiento de un experto en ruteo, tiempos y movimientos para evaluar si es viable este servicio, y bajo que parámetros y tarifas es rentable para la empresa.

La estrategia más común es llegar a una unidad de medida de costo como por ejemplo “costo por kilómetro”, para poder cargar ese valor a la tarifa final del cliente. Lo normal es se agrupe por cuadrantes varias zonas de la ciudad y se unifique un costo de llegar ya se por localidad, área o barrio.

Hay que estar asegurados

En una primera mirada pensamos en un seguro que proteja al profesional de peluquería, el animal de compañía y cualquier tercero que pueda ser perjudicado durante la prestación del servicio de grooming, y eso está muy bien y así debe ser incluso en el servicio prestado en salón, pero el atributo de móvil o domicilio nos abre la posibilidad de sufrir accidentes de tránsito, y debemos estar convencidos, a través de la asesoría de un profesional en seguros, que estamos cubiertos ante cualquier eventualidad que se pueda presentar. Y nuevamente, es un gasto que debemos incluir al momento de calcular las tarifas, de lo contrario vamos a tener problemas financieros en el mediano y largo plazo.

El tiempo es oro

Debemos plantear este servicio de domicilio desde una perspectiva de lujo y comodidad para el tutor, porque de lo contrario vamos a caer en guerra de tarifas y competir al mismo nivel con nuestro propio servicio de peluquería en el salón. Así las cosas la tarifa debe ser diferencial para valorar el tiempo y esfuerzo que tenemos que hacer para llegar hasta la casa de cada familia multiespecie.

El costo del tiempo de una peluquería móvil debe ser considerablemente más altos que el de la peluquería en punto físico, no solo por la conveniencia, sino también por el «tiempo de inactividad» que implica, el cuál siempre será mayor que el de un salón normal, y dicho en palabras simples:

“Si el cliente quiere bajas tarifas por un servicio profesional de grooming en su casa, ese cliente no es para nosotros”.

Valorémonos como empresarios, profesionales y personas

¿Cuántos días estará en mantenimiento o reparaciones el vehículo? ¿Cuánto dinero gastamos en reparaciones? ¿Cuántas horas de trabajo en un salón físico perdemos al día, a la semana o al año solo por estar en el tráfico prestando un servicio a domicilio? Muchos interrogantes que buscan, no desestimular el desarrollo del modelo de negocio a domicilio, sino precisamente que le demos el valor que corresponde al servicio, a nuestro trabajo y a la experiencia que tiene el animal de compañía y el tutor.

En la peluquería a domicilio el tiempo de inactividad es el segundo costoso más alto.

El espacio de trabajo

El tamaño del espacio de trabajo es un gran desafío, pues generalmente va a ser pequeño. Si estamos hablando de un vehículo de peluquería existe además un riesgo la tente de envenenamiento con monóxido de carbono si no se tiene un buen esquema de mantenimiento y protocolos en la prestación del servicio que velen por la salud de las personas y los animales.

En el caso de los vehículos de peluquería es importante pensar en el flujo de trabajo, porque los movimientos en un espacio pequeño, la necesidad de tener las ventanas o puerta abierta y un perro nervioso o inquieto, puede ser la configuración de la situación perfecta para un accidente de grandes magnitudes.

Ahora si hablamos de peluquería a domicilio en el sitio básicamente todo represente un gran riesgo ¿Hay niños cerca? ¿El espacio es aún más limitado? ¿las herramientas y equipos estarán seguras o representarán un riesgo para alguien en la vivienda? En general cada hogar es un nuevo espacio de trabajo, al que hay que adaptarse y esa inconsistencia en las condiciones de trabajo hacen que se pierda tiempo mientras el profesional en peluquería y estética de mascotas se organiza, y con e tiempo genera agotamiento, pues no se puede crear una rutina de trabajo como si pasa en el salón, como muchos dice: “yo ya conozco mi espacio y sé cómo moverme”.

Almacenamiento de agua

Los vehículos de peluquería móvil es un desafío pues limita lo que se puede usar para bañar al perro o gato, pero también para limpiar entre un servicio y otro. Sin el lujo del agua ilimitada, debemos tener cuidado de asegurarse de que las mascotas se enjuaguen adecuadamente para evitar problemas en la piel asociados con los productos que quedan en el pelaje. El ase es vital porque las acumulaciones de residuos y agua puede representar contaminación cruzada, la propagación de cualquier material infeccioso entre perros y accidentes laborales.

Ahora, en la alternativa de prestar el servicio in-house vamos a encontrar un popurrí de espacios en los que podemos bañar a los animales de compañía, y todos van a ser caja de sorpresas. Al respecto, algunos profesionales afirman que los clientes empiezan a ser recurrentes y empiezan a conocer los espacios en los que van a trabajar, pero no podemos poner el futuro de un negocio en la esperanza de que los clientes de quienes ya conozco sus casas, nos vuelvan a llamar, todo se debe estructurar para que funcione y sea rentable independientemente de donde lleguemos a trabajar.

Para concluir, el servicio nos exige reflexionar sobre muchos paradigmas para trabajar de manera inteligente, evitando algunas de las trampas que pueden estar asociadas con él. No hay duda en que a los clientes les encanta la comodidad y la accesibilidad, pero nunca puede asociar el domicilio con “ahorro en costos” y por ende entender que es “más barato”, si construimos las tarifas desde esa idea equivocada perjudicaremos nuestras ganancias y vamos a perder la pasión por lo que hacemos, pues vamos a terminar más desgatados, por menos dinero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *