La Asociación de Médicos Veterinarios de Colombia, VEPA, hoy despide a su actual presidente Luis Gabriel Restrepo y esto fue lo que nos contó en exclusiva de su pasó por esta etapa que marcó su vida.

PETIND: ¿Que significó representar a VEPA por 2 años?

LGR: Un reto personal es algo que te marca para siempre, jamás se dimensiona lo que se puede sentir y los desafíos que se deben enfrentar, luego la cantidad de trabajo no da tiempo de dudar y solo se intenta dar lo mejor de sí, para poder sacar adelante los proyectos de la mejor manera posible. Es representar los intereses de un gremio que busca solucionar los problemas inherentes a la profesión,  lo cual conlleva una inmensa responsabilidad.

Fotografía: Cortesía VEPA Colombia

PETIND: ¿Cuál es el mayor logro alcanzado como presidente de VEPA?

LGR: Es difícil encasillar los logros en uno solo, sin embargo, todo se resume en que se logró mejorar la percepción del gremio veterinario hacia VEPA, a través de una junta coordinadora unida, ofreciendo beneficios tangibles para nuestros asociados y trabajando en objetivos gremiales comunes, como la gestión de cambios en la política pública y educativa trazando caminos para mejorar las condiciones de nuestra profesión.

PETIND: ¿Qué fue lo más difícil de ser presidente de VEPA?

LGR: Disponer del tiempo necesario para afrontar la responsabilidad del cargo, ya que se trabaja “ad honorem” y debemos cumplir adicional con nuestro trabajo que nos da el sustento diario.

PETIND: ¿Que le echaría de menos de ser presidente VEPA?

LGR: Fue bonito conocer el gremio a fondo, conocer a personas con gran talento que creen y apoyan “una causa” sin intereses particulares.

PETIND: ¿Para quién es su agradecimiento?

LGR: Estoy infinitamente agradecido y orgulloso de la junta directiva nacional que me respaldo y apoyo en los proyectos implementados, personas comprometidas y que creen en el gremio; a su vez deseo expresar mi más sincero agradecimiento a todos los presidentes de capítulos que trabajaron en unión como líderes de los proyectos propuestos a nivel nacional.

PETIND: ¿Qué le diría al nuevo presidente?

LGR:Que crea en “una causa” y que persevere en ella sin dejarse influenciar de otros intereses, que proteja la estructura de VEPA Colombia con sus capítulos y que continúe con los caminos trazados buscando mejorar nuestra profesión y la calidad de vida de los veterinarios.

PETIND: ¿Cuál es el reto del gremio?

LGR: Poder generar cambios a nivel gubernamental que nos ayude a garantizar que con esta profesión se pueda tener una mejor calidad de vida, además de seguir creciendo en número de asociados con conciencia gremial y profesional.

Fotografía: Cortesía VEPA Colombia

PETIND: ¿Cómo ve la industria de la medicina veterinaria en Colombia a futuro?

LGR: La industria de animales de compañía crece aceleradamente generando más demanda de medicina especializada y equipamiento en las clínicas y consultorios veterinarios, así mismo de medicamentos y alimentos dedicados a este sector.

Sin embargo, a pesar de que existe un crecimiento fuerte en la industria de pequeños animales el panorama, no es bueno para los médicos veterinarios, ya que existe una sobreoferta de profesionales a causa de un exceso de universidades con programa de medicina veterinaria o medicina veterinaria y zootecnia, muchas de las cuales no cumplen con los requisitos mínimos de calidad que el mercado exige y cuyo único fin es lucrarse.

Lo expuesto anteriormente se evidencia al comparar el número de facultades que tiene nuestro país con el de otros países de Latinoamérica. Es así, que Colombia cuenta con 41 programas de medicina veterinaria y medicina veterinaria y zootecnia con una población de 50 millones de habitantes, mientras que  México con 132 millones de habitantes tiene 18 facultades, Argentina con 45 millones de habitantes tiene 13 programas, Chile con 18 millones de habitantes cuenta con 7 programas;  Venezuela con 5, Perú con 3 facultades y ecuador con 2 programas. Estas cifras nos permiten ver  entonces la desventaja que tenemos los médicos veterinarios en el país a la hora de tratar de abrirnos un espacio en la vida laboral.

Fotografía: Cortesía VEPA Colombia

Y así es como un grande se despide de su agremiación de la cual cuido y representó hasta sus últimas horas, para el DR Luis Gabriel Restrepo, vendrán más retos tanto en su vida profesional como en su vida personal, pero lo que dejó de él en VEPA, es una semilla que espera que en un futuro no muy lejano germine para que la medicina veterinaria en el país se fortalezca.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí