Las causas de los trastornos gastrointestinales son múltiples, por ello una buena anamnesis, manejo de ayudas diagnósticas y aplicación clínica, apoyan al Médico Veterinario a llegar a un diagnóstico y manejo efectivo de la enfermedad y síntomas a tratar.

Casi todos los trastornos del intestino delgado están asociados a algún grado de mala asimilación (maldigestión y/o malabsorción). La digestión y absorción de grasas suelen estar alteradas cuando hay enfermedad del intestino delgado, normalmente, el 90% de la grasa de la dieta son triglicéridos de cadena larga (TCL), cuya digestión y absorción es compleja. La digestión de los TCL implica ocho pasos y requiere la acción de los ácidos biliares y de la lipasa pancreática, la absorción de las grasas ocurre mayoritariamente a través de las células epiteliales de las puntas de las vellosidades, que son las células más susceptibles al daño de la mucosa. Los AGCM (TCM) pueden ser utilizados de forma efectiva incluso cuando hay compromiso de la función hepática, pancreática o intestinal, no solo proporciona una fuente de grasas de fácil absorción, también evita una dependencia excesiva de los hidratos de carbono incrementados de la dieta. Por ello la restricción del nivel de grasas de la dieta de los perros y el manejo de la fibra, puede aportar varios beneficios como:

  • Evitar el retraso del vaciado gástrico.
  • Mejorar la ingestión calórica al evitar la mala asimilación de las grasas. • Limitar la cantidad de grasas mal absorbidas que son fermentadas para formar ácidos grasos hidroxilados.
  • Limitar la malabsorción de grasas asociada a Enfermedad Inflamatoria Intestinal, Insuficiencia Pancreática Exocrina, linfangiectasia, etc.
  • Las fibras insolubles modifican la motilidad intestinal y el tiempo de tránsito.
  • Las fibras solubles son fermentadas y producen ácidos grasos de cadena corta (AGCC).
  • La fermentación de la fibra soluble también puede modificar la flora del colon y ayudar a suprimir el crecimiento de patógenos como Clostridia spp que contribuyen a la colitis.

Los cálculos actuales de obesidad en perros indican una prevalencia alrededor del 20-40% en varios países. A pesar de que muchas enfermedades (como el hipotiroidismo y el hiperadrenocorticismo) predisponen a la obesidad, la causa subyacente en la mayoría de los casos es un desajuste entre la ingestión de energía y el gasto de energía.

Nestlé PURINA completó un importante estudio en el que se evidenció que los perros que mantengan su condición corporal ideal y un aporte de nutrientes adecuado, pueden extender su longevidad y calidad de vida hasta en 1,8 más años.

Un perro con sobrepeso u obesidad debe ser tratado clínicamente por un Médico Veterinario, con dietas que contengan:

  • Un nivel incrementado de proteínas y una mayor relación entre proteínas y calorías, que han demostrado ayudar a conservar la masa corporal magra durante la pérdida de peso.
  • Debería alimentarse a los perros de modo que se fomente la pérdida gradual de peso conservando la masa corporal magra, lo que reduce el riesgo de un efecto rebote de ganancia de peso.
  • Un contenido bajo de grasas, que ayuda a disminuir los niveles de colesterol en suero y a controlar la hipercolesterolinemia y la hiperlipidemia.
  • Fibra incrementada para mejorar la saciedad y reducir la ingestión global de calorías.
  • Incremento en la concentración potenciada de vitamina E para combatir al estrés oxidativo asociado a la diabetes u obesidad.
  • Las Isoflavonas como antioxidantes naturales que estimulan el metabolismo, reduciendo la grasa acumulada y favoreciendo un peso saludable a largo plazo.

Nestlé Purina tiene formulaciones que ofrecen distintos beneficios nutricionales, cada una de las dietas de la gama PURINA® PROPLAN® VETERINARY DIETS incorpora un amplio espectro de cualidades y beneficios nutricionales, cubriendo así varias indicaciones médicas.

Las fórmulas Proplan EN GASTROENTERIC Fórmula Canina y Proplan OM OVERWEIGHT MANAGEMENT Fórmula Canina, son ideales para dar soporte nutricional en dos de los trastornos más comunes en la clínica diaria. Vienen en presentaciones de alimento húmedo para mejorar palatablidad, dietas en croquetas con paquetes de 2,7 kg para pacientes de razas pequeñas o patologías agudas que requieren un tratamiento corto y bultos de 8,16 kg para atender la venta recurrente en pacientes de razas medianas o grandes y/o que requieren tratamientos crónicos, logrando un beneficio de menor precio por kilo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *