En el hospital veterinario del oeste de Los Ángeles, las mascotas pueden recibir quimioterapia y resonancias magnéticas, recibir acupuntura y tratamientos con hierbas chinas, rehabilitarse en una caminadora submarina o participar en consejería conductual, así como un régimen de control de peso. Perros, gatos, conejos, aves de presa, cerdos de barrigón: todos bienvenidos allí.

El hospital ofrece una prueba del aprovechamiento que se puede hacer, ante el crecimiento de lo que podemos llamar la próspera industria de “animales de compañía”. 1 de cada 3 hogares colombianos poseen una mascota. Pero ese porcentaje está aumentando constantemente. Las adopciones están por todo el país. El número de animales eutanasiados ha disminuido, y las encuestas de analistas indican que la mayoría de los veterinarios esperan que sus empresas sigan creciendo.

A medida que aumenta la demanda, la industria de mascotas se ha expandido para satisfacer las necesidades: los fabricantes de medicinas, fabricante de alimentos de alta calidad, el proveedor de diagnósticos han reforzado su oferta y acompañamiento. Los nuevos productos y servicios están allí, y los dueños de mascotas, atendiendo a los consejos de sus veterinarios y dependientes, han estado dispuestos a gastar.

No es que no quisieran cuidar de las mascotas en el pasado. Es que los avances en medicina y cirugías han permitido a la gente cuidar mejor de ellas.

La expansión ha sido liderada por una generación de baby boomers que se han convertido en nidos vacíos y buscan mascotas para la empresa. Muchos adultos más jóvenes también han retrasado el matrimonio, optando por el enfoque de “los gatos, no los niños” a la familia. Y los parques de perros se han convertido en zonas de seguridad cada vez más populares en las que las mascotas y una amplia gama de propietarios pueden mezclarse.

Hace varias décadas, eran mascotas en el patio trasero, luego eran mascotas en la casa y luego se sentaban a su lado en la mesa, para luego dormir en su dormitorio.

Es esa progresión que ha aumentado la disposición general de los dueños de mascotas para mantener a sus mascotas

La “Premiumización” de las mascotas

En USA por ejemplo, la marca de alimentos , admite haber sido impulsada por una inesperada demanda en sus alimentos húmedos y rollos de carne. La aseguradora de mascotas Trupanion, también en USA, observó el mes pasado que el total de las mascotas registradas fue de 307.298 al cierre del trimestre, un 25% más que en el mismo período del año anterior.

Se habla de que el país entra en recesión y se siente el pesimismo en el ambiente. Pero mientras que la recesión insta a muchos consumidores de salud humana a retrasar su propio cuidado de la salud – y los compradores a rebajar la compra de alimentos de su familia – las ventas de alimentos para mascotas de gama alta y los servicios resulta mucho más duradera.

Y en Colombia el mercado se dinamiza mucho más gracias a que más del 82% de los negocios orientados al cuidado animal, no pertenece a ninguna cadena o grupo económico. Se trata de empresarios independientes que pueden aprovechar el impulso económico que trae la tendencias humana al cuidad de la mascota.

Apuestas en las medicinas masticables

La medicina oral que trata un tipo de dermatitis alérgica en perros podría significar un buen volumen de ventas en el año.

 

Estos medicamentos masticables evitan el desorden – y la toxicidad – que una administración externa en la espalda de un perro puede representar. Además evitan el desafío de administrar comprimidos.

Fijación de los honorarios del seguro de Fifi

Dentro de los seguros de mascotas, se ofrece planes que pagan diferentes porcentajes de la factura médica de una mascota, en contraposición a los planes con horarios menos flexibles y con tarifas que enajenaban a veterinarios en años pasados.

Hay algunas metodologías aseguradoras en el mundo que tienen planes de pago directo. En esos planes, la compañía paga directamente al veterinario el 90% del procedimiento, eliminando el proceso estándar de reembolso en el cual el dueño de la mascota pagaba el 100% del monto a la clínica y luego espera a que el asegurador desembolsara.

El mercado de seguros de mascotas, sin embargo, está muy precariamente penetrado. Las demandas por negligencia son poco comunes, y los costos relacionados con la deuda incobrable son más bajos que los que se encuentran en los hospitales para los seres humanos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *