El calor acentúan los peligros que representan parásitos como las pulgas, garrapatas y los mosquitos para nuestras clientes. Te contamos todo lo que necesitas saber para protegerlos mejor.

¿Por qué es necesaria la prevención?

A menudo cuando buscamos modalidades para proteger a perros y gatos contra los parásitos, aparecen diversas opciones que no sólo difieren en la cobertura que brindan (muchas de ellas sólo se concentran en las pulgas y la mayoría deja de lado a los mosquitos); sino que además no todos los métodos resultan efectivos para prevenir sino que algunos sólo sirven para curar una vez que el perro o gato ya se encuentra infectado (como ocurre con los comprimidos o pastillas que necesitan que el parásito haya picado para matarlo).

El Laboratorio Brouwer recomienda la aplicación mensual de la Pipeta POWER, con acción repelente que sirve para prevenir y curar frente a la amenaza de los parásitos externos que mayores riesgos representan. De este modo, nos aseguramos de brindar una protección efectiva para toda la familia contra pulgas, garrapatas y mosquitos.

Además, la pipeta resulta el método más fácil, que puede aplicarse en cualquier momento (incluso después de bañarse, una vez la mascota se encuentra seca).

¿Cuáles son las enfermedades transmitidas por las pulgas, garrapatas y mosquitos?

LAS PULGAS:

El principal problema que las pulgas ocasionan a las mascotas es la Dermatitis Alérgica por Pulgas (DAPP). Al picar, la pulga inyecta saliva en el perro o gato, causando una dermatitis, picazón, caída del pelo y malestar general del animal. Para ello, evitar que la pulga se alimente de nuestras mascotas, es fundamental.

LAS GARRAPATAS:

Las garrapatas son vectores de una serie de enfermedades, principalmente de parásitos de la sangre, como Babesias o Ehrlichias que afectan tanto a los animales como las personas.

  • La babesiosis es una enfermedad que se transmite a los perros unos días después de que la garrapata se haya quedado fija mordiendo al perro. Afecta a perros con niveles bajos de defensas, por enfermedad y cachorros. Los síntomas que afectan a los cánidos afectados de esta enfermdad son muchos: fiebre, diarreas, jadeo, perdida de vision, sangre en la orina, apatia etc… Las consecuencias finales, si no se trata a tiempo, pueden ser mortales para el perro que sufra esta enfermedad.
  • La Ehrlichiosis es causada por la bacteria Ehrlichia canis. Los síntomas entre otros son: aumento de los ganglios, problemas respirtatorios, vómitos, problemas neurológicos etc… y si no se trata a tiempo a base de antibióticos durante un periodo aproximado de un mes, esta enfermedad, puede hacer sufrir mucho a nuestro perro. Las consecuencias finales dependen de muchos factores como su edad, antes de la enfermedad, raza, etc.
    La Enfermedad de Lyme o borreliosis es una zoonosis, esto quiere decir que si una garrapata pica a un perro y luego la misma pica a una persona puede contagiárle esta enfermedad. La transmisión no es directa del perro a las personas sino de la garrapata infectada, tras picar al perro, a las personas.

LOS MOSQUITOS:

Las mascotas también pueden contraer enfermedades a través de los mosquitos, algunas de ellas de gran riesgo, y que transmiten luego a las personas. Las más destacadas son la Leishmaniosis visceral canina y la Dirofilariosis.

  • La Lehismaniosis es una enfermedad parasitaria, muy grave, transmitida a través de un mosquito llamado flebotomo. Los perros resultan afectados por la picadura de un mosquito infectado de un protozoo microscópico demominado leishmania. Los síntomas más comunes con pérdida de pelo, algo muy característico alrededor de los ojos, orejas y nariz. La pérdida de peso es contínua aunque el animal no haya perdido el buen apetito. Heridas que no terminan de curarse en la piel sobre todo en las patas y cabeza que es donde más afecta la picadura. En casos no controlados y más graves donde la enfermedad ha avanzado mucho se producen síntimas relacionados con insuficiencias renales, los cuales pueden ocasionar la muerte.
  • La filariosis es una enfermedad que afecta entre otros animales a los perros. Los perros que son contagiados de esta enfermedad resutan enfermos por culpa de la picadura de un mosquito que transmite e infecta una filaria adulta, que es un parásito redondo y alargado que vive en el corazón y arterias de sus huéspedes. Pude ser uno, varios o incluso cientos los que pueden alojarse en el corazón, arterias y pulmones de nuestras mascotas. Es una de las enfermedades que más afecta a los animales domésticos en todo el mundo. Esto parásitos afectan gravemente a diferentes órganos del perro: corazón, arterias pulmonares, hígado y riñones corren un serio peligro ante la acción de este gusano. Las lesiones clínicas que provoca este parásito provocan síntomas como falta de apetito, cansancio, extrema delgadez, tos, síncopes, hermorragias nasales, etc.; los cuales no son inmediatos y que pueden oscilar entre uno y varios años hasta que finalmente aparecen en el perro. En general, todos los casos de filariosis pueden ser tratados con éxito, incluso del casos agudos. La única limitación es la degeneración que existe en los diferentes órganos provocados por la cronicidad del proceso y el diagnóstico demasiado tarde; por lo cual resulta fundamental la prevención, el diagnóstico precoz y un buen seguimiento hasta conseguir eliminar los parásitos del corazón.

¡RECUERDA!

Cuando busques proteger a perros o gatos, estás tratando de evitar la presencia de parásitos y enfermedades que pueden afectar a tus clientes. Ante este escenario, queda claro que la prevención es la opción más recomendable, así como también el seleccionar un método que lo proteja eficientemente frente a las amenazas más frecuentes y peligrosas que existen en su ambiente, como son las provocadas por pulgas, garrapatas y mosquitos. Una vez que tu animal se encuentre infectado, un tratamiento ambiental en combinación con el tratamiento de tu mascota, será la opción más efectiva.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *