El amor que construye empresa: La historia de Animal Center 

Por: Lauren Franco 

Con los amores de la juventud se tienen varias creencias. Por un lado, están los que creen que serán eternos y por otro, los que lo ven como algo netamente pasajero. No podemos decir qué concepción es verdadera y cuál es errónea, lo que sí les podemos decir es que hay historias que van más allá de lo establecido. Marisol y Wilmer, ambos médicos veterinarios son la prueba de que el amor trasciende la universidad y construye empresa. 

Marisol y Wilmer eran dos jóvenes que se enamoraron en la universidad donde ambos estudiaban para ser médicos veterinarios. Por azares de la vida su relación termina y cada uno se fue a realizar su pasantía donde los caminos se separaron, pero no sabían que con mayor fuerza que nunca volverían a unirse.  

Contra todo pronóstico su relación volvió a surgir y a pesar de la distancia mantuvieron vivo el amor. Ella se fue a Cúcuta donde empezó su interés por los pequeños animales, él estaba en la costa y trabajaba con grandes animales. Sin embargo, el contrato donde trabajaba el doctor Wilmer terminó y la desesperanza de conseguir un nuevo trabajo empezó. 

Marisol intercedió para que llegara a Cúcuta y pudiera trabajar con el ICA. Pero para muchos el trabajo era denigrante ¿Un médico veterinario que aplica vacunas? Pero para ellos no era problema alguno, tendría trabajo y además estarían juntos.  

Animal Center: El fruto del amor y el trabajo duro 

Hace 20 años poco se hablaba de los animales de compañía y el cuidado médico de los mismos era escaso. Sin embargo, la doctora Marisol tiene una mentalidad obstinada digna de cualquier empresario y empezó a trabajar con pequeños animales viendo que sería en algún momento un gran mercado. De a poco empezó a jalar a su pareja, quien con cierto grado de miedo decidió creerle a su compañera de vida y acompañarla en este proceso. 

Para nadie es un secreto que emprender resulta, en muchos aspectos, desafiante y la incertidumbre ronda cada momento. Para esta pareja de veterinarios el inicio fue lo más complicado de todo, en un abrir y cerrar de ojos estaban de pie en frente de la fachada de su empresa, Animal Center. Pero para ambos retumbaba en sus cabezas la pregunta ¿Y ahora qué? 

No sabían cómo continuar, pero era claro que debían hacerlo y tenían los ingredientes necesarios: pasión, amor y paciencia. Los comienzos fueron duros, además de ser médicos veterinarios tuvieron que hacer las veces del peluquero canino, del administrador, limpiar, atender a los pacientes y además estar en constante actualización para que la clínica creciera cada vez más. 

20 años de trabajo y dedicación 

Animal Center lleva 20 años revolucionando la atención médica veterinaria de Cúcuta, lo que han conseguido ha sido gracias al esfuerzo y la dedicación que sus dos mentes maestras han tenido. Pero sobre todo han consolidado un equipo de profesionales que además de excelentes trabajadores son humanos, todo producto de las enseñanzas de los gerentes de la clínica. 

Los doctores Marisol y Wilmer sabían que para ser exitosos tenían que consolidar un equipo de trabajo humano y profesional. Así que se convirtieron en jefes, pero también en guías de vida e incluso hicieron las veces de amigos cuando sus empleados lo necesitaban.  

Siempre nos involucramos en la vida de las personas intentando ayudarlos para que el equipo de trabajo sea el mejor. Queremos que las personas que estén con nosotros estén mucho tiempo  

Pero además de tener un equipo de trabajo humano sabían que la única forma de garantizar que los tutores continuaran buscando sus servicios médicos era brindar un servicio único. Y la dra. Marisol sabía muy bien cómo hacerlo “A todos les digo que a los pacientes se tratan como quisiéramos que trataran a nuestros animales e incluso a nosotros mismos” expresa la dra. Marisol. 

Durante estos 20 años muchas cosas han pasado dentro de las puertas de Animal Center, los doctores siguen juntos y aseguran que el trabajar juntos es una bendición el complemento perfecto para poder tener el refugio necesario ante cada situación. El ganar los premios Pet Industry a la mejor clínica veterinaria de la región Santanderes es uno de los muchos reconocimientos que tendrá esta pareja que construyó Animal Center.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.