Indicadores de redes sociales que deberías estar midiendo

La medición de tus métricas en redes sociales te ayuda a verificar si el proveedor o colaborador que tienes para este fin realmente está teniendo buen rendimiento y ROI en las campañas que desarrolla. Sin embargo, las redes sociales te entregan tantas métricas que abruman y confunden. Por eso en esta oportunidad quiero que vayamos más allá de los fans, seguidores o me gusta, y nos enfoquemos en las cuatro áreas principales que te debes concentrar.

Por: Alexander Peña Bernal Publicista y Profesional en Mercadeo de la Universidad Jorge Tadeo Lozano, especialista en Gerencia de Empresas de la Universidad del Rosario, Diplomado en Marketing Digital por la IAB (Interactive Advertising Bureau), Diplomado de Marketing y Comunicaciones por la IAA (International Advertising Association), consultor en marketing y publicidad y director de contenidos para El Editor S.A.S.

En general puedes medir miles de métricas diferentes en las redes sociales, pero pensando en ROI (retorno de la inversión), realmente solo te debes preocupar por aquellas que solucionan los siguientes cuestionamientos:

  • ¿Estás llegando a clientes verdaderamente potenciales?
  • ¿Estás interactuando con las personas indicadas?
  • ¿Cuántos de tus fans están preguntando por tus productos y servicios?
  • ¿Cuántos de ellos se convierten realmente en clientes?

Las demás métricas que se salgan de estas preguntas son PURA VANIDAD. Por eso la propuesta es centrarse en cuatro de medición para tus KPI (Indicador Clave de Rendimiento):

  • Interacción.
  • Alcance.
  • Clientes potenciales.
  • Clientes cerrados.

Interacción

Mide la cantidad de reacciones (me gusta, acciones y comentarios) que reciben tus contenidos publicados.

Cuando tienes un alto alcance, pero baja interacción realmente estás en problemas, pues los usuarios te están diciendo que no están interesados en tu contenido o en el portafolio que ofreces. Por eso es tan mala idea afanarse por crecer el número de seguidores porque terminarás con una cantidad de personas interesantes, pero con un bajo porcentaje de interacción.

La interacción es un signo de calidad y popularidad en redes sociales.

Los KPI reales, que en términos de interacción vamos a poder medir, varían su nombre según la red social, pero generalmente incluyen lo siguiente:

  1. Clics: Los clics en los enlaces (que ojalá lleven a la página web y no a terceros), reflejan la calidad del título y la imagen incluidos en la publicación. Si presentas muchos clics con muy pocos me gusta y compartidos significa que tu publicación llamó su atención, pero no logró involucrar a la audiencia.
  2. Me gusta: Entre más ‘likes’ tenga tu publicación significa que es más popular, y los usuarios simplemente no se puede resistir a las publicaciones populares. Además, para los algoritmos, indica que el contenido merece mayor visibilidad.
  3. Acciones: Lastimosamente los «Me gusta» hoy en día se le dan a cualquier cosa, pero compartir un contenido es una acción consciente. Compartir algo es una recomendación a tu círculo personal. Debido a esto, las acciones como compartir son un gran indicador de la calidad de tu contenido.
  4. Comentarios: Algo básico pero que a veces olvidamos es que el objetivo de estar en las redes sociales es ser muy social. El contenido realmente interesante desata conversación.
  5. Menciones de marca: Las etiquetas o menciones muestran que las personas están teniendo una conversación sobre tu marca incluso cuando no eres parte de la conversación y eso dice mucho.

Alcance

Es una métrica de los que somos de la vieja escuela que indica qué tan lejos está llegando el mensaje, cuántos ojos son impactados por él. Medir el alcance puede ser engañoso pues en realidad es solo una estimación. En este punto tenemos los siguientes KPI:

  1. Seguidores: El número total de personas que siguen tu marca en las redes sociales es un primer indicador de alcance.
  2. Impresiones: Dice cuántas veces tu publicación apareció en la pantalla de los usuarios, ya sea porque son seguidores actuales o porque a alguien te sigue le ha gustado o compartido el contenido con sus amigos.
  3. Visitantes a tu sitio web: Debes tener en cuenta que tu perfil de redes sociales no te pertenece, es un espacio que te han prestado “sin interés alguno”, por eso debes nutrir de visitantes a tu web a través de lo que haces en redes sociales. Plataformas gratuitas como Google analytics te permitirán conocer el porcentaje del tráfico a tu sitio web que proviene de las redes sociales.

Clientes potenciales

Una vez que tus cuentas de redes sociales comienzan a ganar tracción, es fácil quedar atrapado en la cantidad de “me gusta” y acciones que obtiene. Se siente bien ver a la gente disfrutar de tu contenido, pero ¿si estás generando contactos comerciales?

Pregúntate ¿cuántos de estos fanáticos comprometidos están realmente interesados en realizar una compra en tu empresa?

Pueden existir empresas con un gran número de seguidores en Instagram porque a la gente le encantan sus fotos, y otra empresa con menos seguidores pero genera constantemente nuevos clientes potenciales. ¿Quién lo hace mejor?

Si no estás generando clientes potenciales, estás en la plataforma incorrecta o tu contenido no es atractivo para el comprador.

Clientes cerrados

Ninguna estrategia digital está completa sin medir el número de clientes adquiridos. La mayoría de tus publicaciones en las redes sociales deben centrarse en proporcionar contenido para tu audiencia y tener una conversación con ellos, pero cuando llegue el momento debes pedir algo a cambio, hay que saber cuántos de esos fanáticos realmente terminan comprando.

Esta es la medida definitiva del éxito en el marketing de redes sociales. Si realmente has encontrado a las personas adecuadas y las mantuviste enganchadas, estarán interesadas en comprar tu producto o servicio. Así las cosas, con el pasar del tiempo no se tratará de tener un alto número de nuevos seguidores, más bien deberás enfocarte en convertir esos fans actuales en clientes cerrados.

El ROI

Luego de ser consciente de todas estas métricas y evaluar el comportamiento de redes sociales, tú podrás decidir si continúas generando contenido para todas las redes, o si le apuestas de lleno a la que más resultados te dan.

No tiene sentido estar en una red social simplemente porque está de moda. Gestionar redes sociales y producir contenido cuesta, y en el largo plazo habrás asumido un gigantesco costo oculto al tratar de estar en todo.

La interacción y el alcance son divertidos de medir porque hacen que tu marca se vea bien, pero debes realizar un seguimiento de los KPI que describen el panorama completo. El objetivo de medir los KPI de las redes sociales no es justificar lo que tu proveedor o colaboradores hacen con la estrategia de marketing, la idea es mejorarla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.