El ABC de la declaración de impuestos

Cuando se decide emprender o crear un negocio se piensa en muchas cosas y se planifica para ello. Cada idea lucrativa exige preparación para lograr un manejo exitoso de la empresa. Sin embargo, es posible que en lo último que se piense sea en pagar los impuestos; su preparación implica cumplir una serie de pasos desde el inicio de la actividad económica que permitan responder a tiempo con el pago. Por Daniela Minorta

Saber qué hacer para pagar los impuestos permitirá mantener la empresa con buenos ojos ante la DIAN y demás entes públicos o privados como los bancos, entre otros.

Para abordar este tema el especialista en declaración de impuestos, contador de la Universidad Popular del Cesar, Héctor Cantor Vargas, con más de 20 años en el área consultora explicó el ABC de la declaración de impuestos.

Héctor nos explicó que uno de los primeros pasos para la declaración de impuestos es: “registrar la empresa en la Cámara de Comercio, después se debe inscribir en la oficina de Industria y Comercio de la alcaldía municipal donde se ubique el negocio”.

Otro de los pasos iniciales es definir según el tipo de negocio, si el producto viene con el IVA o no para declarar este impuesto. Durante el primer año comercial esta declaración se debe hacer cada dos meses y luego del primer año cada cuatro meses.

Un aspecto importante que se debe tomar en cuenta es la legalidad de su negocio. Es decir, que tanto usted como sus clientes sean declarantes (en el caso que le venda a otras empresas). “Que hagan negocios lícitos y tengan su RUT por medio de la DIAN, eso es lo primordial, porque al hacer negocio con alguien usted pide RUT y certificado de la Cámara de Comercio, eso en cuanto a terceros”, aclaró Cantor Vargas.

La Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales, DIAN, es la entidad encargada de administrar esos recursos monetarios para inversión del Estado; su papel en la declaración de impuestos es prácticamente ser un ente de control y verificación de legalidad de cada declarante.

Tipos de declaraciones

En este proceso, también se debe tener claro qué tipo de declaración corresponde al negocio que se posee. Existen declaraciones de régimen común, simplificado y simple de tributación.

En palabras del experto, se pueden definir de la siguiente manera:

  • a) Común: es aquella persona o empresa que está inscrita como responsable del impuesto a las ventas, por vender productos o servicios gravados, y que no está clasificada como no responsable del Iva (antiguo régimen simplificado).
  • b) Simplificado: Pertenecen al régimen simplificado las personas naturales comerciantes y los artesanos, que sean minoristas o detallistas; los agricultores y los ganaderos, que realicen operaciones gravadas, así como quienes presten servicios gravados, siempre y cuando cumplan con unos requisitos específicos.
  • c) Simple de Tributación: este régimen aplicado desde enero 2021, se estableció para favorecer a determinados contribuyentes sin tener en cuenta el monto de su actividad comercial, es decir, sea una empresa grande o pequeña. Este régimen aún está en estudio, la DIAN finalmente será encargada de determinar cuáles empresas irán en esta categoría.

Saber qué hacer para pagar los impuestos permitirá que la empresa sea vista con buenos ojos ante la DIAN.

Errores comunes

  • “El principal error que se comete es evadir el pago de impuestos porque la DIAN tiene diferentes maneras de corroborar la economía de las personas”, destacó el contador Héctor Cantor.
  • La DIAN hace una especie de investigación a través de los bancos para verificar el movimiento bancario. Las notarías y secretarías de tránsito también son fuentes de consulta, incluso, se puede verificar qué inmuebles o propiedades tienen las personas.
  • Otro error es declarar un monto que no corresponde a la realidad, eso podría “acarrear sanción” subrayó Cantor. Lo mismo sucede en el caso de declarar esporádicamente.

Recomendación

El especialista Héctor Cantor, recomienda que se haga un estricto control y seguimiento interno de las actividades comerciales de la empresa y de las firmas personales, para así determinar si debe declarar impuestos o no mediante la certificación anual de ingresos y retención de impuestos, para estar al día legalmente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.