Por: Dr. Víctor Guerra Rodríguez, Coach MBA. MV. Consultor de clínicas veterinarias

En estos tiempos tocar el tema de la Clínica Veterinaria y la Gestión Veterinaria resulta extraño, pues las Universidades brindan conocimiento clínico más no de negocios, por ende, alumnos y profesionistas han decido iniciar y crear dicha formación a través de cursos, seminarios y diplomados en negocios para poder contrarrestar las problemáticas habituales a estos tiempos de globalización de las empresas.

¿Puede una Clínica Veterinaria hacer frente a las crisis económico-financieras mejorando la gestión de sus servicios y productos?

En la Cultura popular del país existe un viejo refrán que dice: “No se puede tapar al sol con un dedo”, así pues, el fracaso de las Pymes es bastante alto, Julián Domínguez, presidente de Confecámaras, en entrevista con el periódico El Colombiano, aseguró que Colombia es uno de los países con el índice más alto en emprendimiento, el 98% de las empresas que se crean son micros, pequeñas y medianas, pero también hay una alta mortalidad empresarial. En el país, de 10 empresas que se crean, siete mueren a los cinco años. En las naciones de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico sólo mueren cuatro, la tendencia estadística refleja la crisis global y el pobre enfoque administrativo que el emp r ended o r pone a su negocio dejando las cosas al azar.

En el país, de 10 empresas que se crean, siete mueren a los cinco años.

La actualidad empresarial es clara, una alta compe tencia , mercados exigentes, gustos cambiantes y una incertidumbre, en este escenario la necesidad de tomar decisiones correctas se ve doblemente premiada, ante el hecho de que los recursos en la empresa son reducidos. En un principio lograr la estabilidad es una prioridad para los veterinarios y una vez alcanzada la siguiente meta será buscar por todos los medios cuales son los ajustes que debemos implementar en nuestra Clínica Veterinaria.

Muchos se preguntan: ¿Por qué planear, si las decisiones se toman a cada momento, según las circunstancias?, yo les pregunto ¿a las Clínicas Veterinarias no les resulta costoso existir en el medio, llevar el control de sus gastos y del capital requerido?, ¿acaso poseen la estrategia óptima para sobrevivir y crecer como una Pyme?

Yo respondería que lo mejor es saber hacia dónde ir y como llegar, a no saber qué hacer y mucho menos donde puedan llegar. Un servidor cree con firmeza que uno debe aprender de experiencias y no repetir los errores, que deberán formarse en temas administrativos, pero sobre todo mentalizarse que el momento es hoy y por lo cual el cambiar la actitud y sus acciones lo llevarán a donde usted desea estar.

Es hora de crecer

Aprender a tener conocimiento empresarial y puesta en marcha de métodos de gestión Veterinaria es tan necesaria como el alimento de cada día, algunas veces la falta de interés, la falta de necesidad de cambio, así como la falta de planeación y dirección de la empresa hace que el dueño de la clínica tenga tropiezos en el camino, pasada la romántica etapa inicial, en la que el Veterinario opta por hacerlo todo (desde atender y bañar mascotas hasta pagar los impuestos) llega el momento de sentir la necesidad de crecer.

De lo contrario, más que una empresa real tendremos tan solo un autoempleo, que no generará un peso a menos que nosotros estemos ahí y que trabajemos más de 10 horas para que nuestro proyecto funcione y por tanto nuestra vida social este comprometida, así como el desarrollo de nuestra Clínica Veterinaria.

La expendeduría se ha convertido en algo muy cercano a una burbuja que tarde o temprano estallará, de la que sólo sobrevivirán aquellos que estén mejor preparados y con un mejor conocimiento del entorno en el que nos encontramos. Este es el enfoque de esta serie de trabajos que observarán a continuación, en la que pretendo mostrar una visión no habitual de la gestión estratégica en las Veterinarias.

En un sondeo actualizado a 100 Clientes y 100 Veterinarios en el 2018 encontré los siguientes datos en base al porcentaje total por pregunta realizada:

En el sondeo (Clientes) resalta el trato amable, cercanía al hogar y la experiencia del Veterinario, dentro de esta información encontramos que para el cliente siempre será primordial el trato profesional y amable sobre el precio, la ubicación, la facilidad para llegar a la veterinaria, para ello es vital la habilidad del Veterinario para mantener una gestión óptima en su Clínica Veterinaria.

% Clientes por Pregunta

En el sondeo (Veterinarios) resalta cambios en la empresa, la visión del negocio y habilidades o técnicas de formación empresarial, dentro de esta información encontramos que el veterinario si realiza cambios y a veces constantes, visualiza en un futuro su Clínica Veterinaria y además conoce de algunos métodos o técnicas para dirigir la empresa, el problema en esto es que el conocimiento administrativo es muy reducido, los métodos aplicados suelen ser imitados a otros, o en su caso, mal ejecutados y muchos se visualizan en un futuro prospero, pero pregunto: ¿Cómo pueden visualizar sin establecer planes de gestión? Una cosa es tener un presentimiento o idea y otro muy importante es el saber cómo lograrlo.

% Veterinarios por Pregunta

Un negocio se hace con esfuerzo, con creatividad y sin esperar ninguna ayuda, TOMA TÚ LA INICIATIVA

Problemas crónicos en los Centros Veterinarios

El gran cúmulo de conocimientos de muchos y la poca oferta de empleos ha generado que cada vez existan más negocios individuales, que permitan obtener remuneraciones y permitir desempeñar el talento adquirido, entonces ¿Por qué no tienen éxito las Clínicas?

Considero que se debe a una combinación compleja de aspectos como:

  • Falta de visión empresarial.
  • Falta de interés.
  • Baja autoestima.
  • Falta de creatividad.
  • Falta de planeación.
  • Baja gestión.
  • Falta de liderazgo en negocios.

“Muchos ofertan sus servicios, pero pocos poseen una idea contundente de lo que quieren hacer y lograr en el corto, mediano y largo plazo”.

Por otra parte, los auxiliares en Clínicas no reciben salarios acordes con su valor real, entonces ¿Qué imagen pretenden crear?, se debe empezar a relacionar los ingresos que generan con las remuneraciones o porque no, un bono de productividad.

Los problemas de las Veterinarias provienen de sus propias prácticas porque se resisten a las nuevas realidades y oportunidades, tomar una decisión idónea se vuelve necesario.

Entonces, los empresarios más exitosos en este sector son los que han tenido experiencias relevantes previas en otras empresas, sobre todo si es una empresa mediana, donde uno tiene la visión de conjunto. Ese bagaje de conocimiento es absolutamente indispensable, es más importante que el conocimiento teórico. La educación siempre es buena y complementaria; es una condición necesaria, pero no suficiente. La experiencia es hasta cierto punto suficiente.

Ese tipo de relaciones se aprende también en el andar. Entonces los dos elementos, que son los conocimientos relevantes a través de la experiencia y las relaciones, son fundamentales.

Aspectos de una mala gestión que afectan la productividad en los Centros Veterinarios

  • Dependencia excesiva de alguien – en general del dueño o del director.
  • Bajo nivel de dirección en los ejes importantes del negocio.
  • Baja confianza entre el líder y el personal.
  • Fracaso al establecer las políticas internas, comunicarlas y el transmitir las metas de la Clínica, tanto del personal como a los clientes.
  • Sin planificación y análisis de las finanzas.
  • Capitalización insuficiente y falta de revisiones periódicas de los flujos económicos
  • Falta de diseño e implementación de estrategias (Mercado, finanzas y operaciones).
  • No generar programas de Calidad con estándares idóneos a las capacidades del ejecutor.
  • Falta de interés en conocer, educarse y el de ejecutar técnicas empresariales.

Factores claves para la rentabilidad en los centros veterinarios

Haremos distinción entre dos tipos de factores, los incontrolables o difícilmente mediados por el dueño del negocio y los controlables que pueden entrar dentro de su ámbito de decisión. Dentro de los controlables podemos notar que la planeación y ejecución de acciones necesarias generarán herramientas útiles al dueño de las clínicas, para entonces poder poner más a su favor el entorno donde día a día, él se preocupa por vigilar la salud de sus pacientes.

Habitualmente, la motivación y el impulso que son necesarios para poner en marcha la empresa llevan al Veterinario a hacer previsiones demasiado optimistas: “el papel lo aguanta todo, pero la realidad es distinta, debemos ser mas parciales y críticos de nosotros mismos para poder ejercer con el mayor aliento y el menor riesgo.

¿Por qué no planificamos?

La Planificación es el proceso por el cual se obtiene una visión del futuro, en donde es posible determinar y lograr los objetivos, mediante la elección de un curso de acción.

Importancia: Propicia el desarrollo de la empresa- Reduce al máximo los riesgos.

Hasta ahora se ha descrito un cúmulo de conocimientos que alguna vez has oído, estudiado o aprendido, pero que a su vez pretendo hacer una reflexión ya que no basta con ello, se debe reconocer las áreas estratégicas de oportunidad, aprender métodos útiles de implementación prácticos al negocio de ustedes y que les permita establecer cambios que generen en verdad resultados benéficos.

Los invito a emprender hoy, a meditar lo que se está haciendo y lo necesario por hacer a partir de mañana, ya que el tiempo apremia y nuestra libertad financiera nos lo demanda, espero que, en este primer paso de conjuntar áreas estratégicas y técnicas, te hayas inspirado a construir tu ahora, y lograr lo que realmente deseas que sea tu mañana dentro de la Clínica Veterinaria.

Conozca más en: www.gestiónveterinaria.com.mx Facebook: @Gestveterinaria

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *