En términos de supervivencia, el agua es el nutriente esencial más importante del cuerpo. Aunque los animales pueden vivir aun después de perder gran cantidad de grasa corporal y sus proteínas, una pérdida solo del 10% del agua corporal, produce la muerte. El agua es cerca del 70% del peso de un perro o gato, la mayor parte de los tejidos del cuerpo están compuestos por agua en un 70% a 90%, el líquido intracelular representa el 45% del peso corporal y el 25% es liquido extracelular.

El agua ayuda en diversos procesos metabólicos como:

  • Solvente que facilita las reacciones celulares.
  • Trasporte de electrolitos y nutrientes y metabolitos finales.
  • Lubricación articular.
  • Mantenimiento de la presión osmótica.
  • Es esencial en la digestión debido a que es necesaria para hidrolisis de moléculas.
  • La eliminación de residuos por parte de los riñones también requiere una alta cantidad de agua, la cual actúa como solvente de toxinas y medio de transporte.
  • A nivel del sistema urinario bajo, actúa como solvente que permite eliminar metabolitos y toxinas que se depositan en la vejiga, impidiendo la formación de cálculos y las cistitis.

El agua es capaz de absorber el calor generado por las reacciones metabólicas con un mínimo aumento de temperatura, funcionando como termorregulador y alejando el calor de los órganos.

Todos los animales experimentan pérdidas de agua constante; se pierde en mayor proporción por orina, en menor cantidad por materia fecal en animales sanos. La ingesta de agua diaria debe compensar las pérdidas, esto se logra de una combinación de bebida voluntaria, agua en el alimento seco y agua en el alimento húmedo. La ingesta voluntaria de agua es impulsada fisiológicamente por la sed, influenciada por el hipotálamo. Un alimento comercial seco aporta un 7% a 10% de humedad, los alimentos húmedos en latas o pouches aportan de 80% a 85% de humedad.

Los alimentos húmedos pueden aumentar los procesos de palatabilidad de las dietas secas.

En el caso de los gatos como ellos son malos tomadores de agua, no encuentran agua potable en su ambiente natural. Normalmente los felinos obtienen el agua de sus presas que llevan alrededor del 70% de agua misma. Los gatos son depredadores y en su anatomía sus ojos están diseñados para enfocarse en sus presas a lo lejos y en movimiento, tal vez esto sea parte de la razón por la cual algunos de ellos prefieren beber de los grifos o fuentes. Los gatos que consumen alimentos húmedos enlatados o en pouche mezclado con alimento seco mejoran los procesos de consumo de agua, derivado de la similitud de estas texturas, olores y sabores del alimento húmedo con la crocancía de la croqueta. El agua de debe estar en una fuente fresca y renovada constantemente, no debe estar a bajas o altas temperaturas, ni con olores o sabores mezclados.

¿Por qué utilizar alimento seco mezclado con alimento húmedo?

  • Perros y Gatos alimentados estrictamente con dietas secas tienen menor consumo de agua y menor volumen urinario Vs los que consumen alimentos húmedos.
  • El buen consumo de agua ayuda a reducir la presencia de cálculos y enfermedades urinarias (cistitis).
  • Los alimentos húmedos tienen ingredientes de alta calidad y mayor digestibilidad por utilizar carne para su producción.
  • Un alimento húmedo es más jugoso y palatable, incluye todos los nutrientes necesarios, es completo y balanceado.
  • Hay variedad de texturas que lo hacen más atractivo al gato por su olor, sabor y textura.
  • Útil en animales geriátricos con fragilidad dental o ausencia de piezas dentales.
  • Estimula en consumo en animales con poco apetito o apetito exigente.
  • Promueve una mejor hidratación.
  • Las dietas húmedas por su alto contenido de carne son naturamente altas en vitaminas y minerales esenciales tales como el Hierro, Zinc, Selenio, Vitamina A, B2, niacina y biotina.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *