¿Puedo aplicar el leasing financiero en mi negocio de mascotas? 

Por: Daniela Bonilla 

El leasing financiero es un instrumento de apalancamiento, mediante el cual se solicita adquirir un bien y/o activo determinado a una entidad financiera, ya sea un banco o una compañía de financiamiento. Este tiene como propósito de usufructuarlo a cambio de un pago por concepto de canon de arrendamiento.  

En el caso de empresas o negocios sirve para financiar la compra de activos que requiera para su funcionamiento como maquinaria, equipos tecnológicos, inmuebles o vehículos. 

Wilson Solano, coordinador área económica de la Facultad de Ciencias Económicas y Administrativas de la Universidad El Bosque, recomienda usar el leasing financiero cuando se desea preservar la liquidez y/o flujo de caja. Esto le permite a la persona, natural o jurídica, incluir en el presupuesto un pago mensual que se ajuste a sus ingresos. Así no tienen que adquirir un activo de un gran costo o valor que incremente su carga impositiva.

A su vez se deba cancelar un valor de cuota mucho más alta en promedio. En otras palabras, se recomienda usar en el momento en que se requieren bienes sin afectar demasiado el flujo de caja o descapitalizar la empresa o negocio. 

Ventajas de usar el leasing financiero

  1. Puede resultar ventajoso el tener desembolsos anticipados para la adquisición de los bienes que necesites para funcionar. 
  1. La gran mayoría de instituciones crediticias, aprueban hasta el 100% de financiación del valor de los activos y gastos se requieren al interior del negocio. 
  1. Financiaciones en porcentajes mucho más altos. 
  1. Acceder a fondos brindados por entidades de redescuento. 
  1. Algunas entidades tienen convenios establecidos que permiten el acceso con descuentos a los activos que una empresa necesita. 
  1. Las tasas de interés pueden ser más bajas y las condiciones para ser aceptado un leasing son más flexibles. 
  1. Protege los bienes de la obsolescencia. 
  1. Beneficios impositivos.

Puedo aplicar el leasing financiero a mi negocio de mascotas

La financista Carolina González, explica que dentro del Leasing financiero se encuentran varias opciones como: leasing inmobiliario (adquisición de inmuebles o proyectos de construcción); el leasing de importación (importar activos donde la empresa se libra de la carga operativa); el leasing de infraestructura (financia obras de infraestructura); el leaseback (el banco adquiere un inmueble a un locatario, en este caso, el locatario sigue siendo él y NO el banco); y el leasing sindicado (varias entidades financian y actúan como arrendadores). 

En este orden de ideas, una tienda de mascotas puede adquirir vehículos, locales, consultorios, herramientas de equipo o lo que necesite para funcionar que implique un alto costo, y que requiera una financiación en un porcentaje mucho más alto que las opciones de créditos de libre inversión pueden brindar, por medio del leasing financiero

Carolina González

Consejos para aplicar el leasing financiero a mi negocio de mascotas

Wilson Solano y Carolina González, brindan los siguientes consejos: 

  • Realizar un flujo de caja que le permita una mayor flexibilidad en la estructuración del negocio, basado específicamente en los ingresos, lo cual permitirá cumplir con los compromisos pactados. 
  • Revisar y solicitar asesoría sobre las ventajas fiscales que ofrece este producto financiero, ya que aporta beneficios y deducciones fiscales para la empresa, tal como la amortización acelerada del activo. 
  • Comparar entre bancos la mejor opción se basa en los tiempos de aprobación del leasing, ya dependerá de la empresa cuánto está dispuesto a esperar la respuesta del banco. 
  • Buscar un banco que cuente con experiencia y conocimiento sólido sobre lo que necesita la empresa; ya que puede ser común que sepan de inmuebles o tecnología general, pero en muchos casos se requieren especificidades que no las conocen todas las entidades bancarias.  
  • Leer muy bien las condiciones del contrato, sobre todo en lo que respecta el pago de impuestos, arreglos locativos, seguros, arreglos y reparaciones y gastos adicionales que generen sobrecostos.  
  • Tener en cuenta que también hay costos adicionales que se deben cubrir en algunos períodos fijados con el banco

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.