El envejecimiento es una etapa que las mascotas deben atravesar, más aún cuando están en un hogar lleno de amor y cuidados que les garantiza una larga y mejor calidad vida.

Al igual que los humanos, cuando un perro envejece aparecen síntomas como la pérdida de memoria, dificultad para socializar, confusión mental y déficit de entrenamiento, signos que afectan su bienestar y estado de ánimo.

Existen, sin embargo, rutinas y cambios en los hábitos del perro que ayudan a retrasar los efectos de los años, “la alimentación de las mascotas es uno de los primeros aspectos a evaluar en su vejez; glucosamina para las articulaciones, fibra para evitar la obesidad, y aceites botánicos para una mente activa son algunos de los principales componentes recomendados para esta etapa”, aseguró Luz Stella Gallego, líder veterinaria de Nestlé Purina.

La clave es la nutrición especializada

Precisamente y pensando en la salud cognitiva de la mascota geriátrica. Por eso Pro Plan, lanzó hace poco en el mercado colombiano un producto especializado que, además de incluir los nutrientes necesarios en perros geriátricos, adiciona aceites botánicos o triglicéridos de la cadena media que nutren el cerebro del perro y lo mantienen activo y alerta por más tiempo.

Esta tecnología, que recibe el nombre de Active Mind promete resultados visibles en la mascota en tan sólo 30 días, pues los aceites botánicos nutren eficientemente el cerebro dando al perro agudeza mental, que se evidencia en su comportamiento.

“Pro Plan Active Mind fue diseñado para retrasar y minimizar los signos y síntomas de la vejez, alargando así las oportunidades de vida de alta calidad del perro y proporcionándole mayor bienestar en esta etapa”, puntualizó Gallego.

Actividades propuestas para esta etapa son:

· Recomiéndele al dueño de su paciente visitas con frecuencia al parque para que comparta con otros animales y personas. Estas salidas deben hacerse a diario y el tiempo de ellas dependerá de la recomendación del médico veterinario, pues en esta etapa muchas mascotas presentan dificultad en el movimiento por problemas en las articulaciones, sin embargo, salir al parque, ver su entorno y estar con otros perros y humanos le permite enriquecimiento mental necesario en esta etapa.

· Recomiende espacios en el hogar con superficies antideslizanes, de esta forma le facilitará a la macota su tránsito dentro de la casa, al tiempo que lo invita a explorar texturas diferentes.

· La diversificación de iluminación en diferentes colores permite estimular la visión de su paciente.

· Disponer de puntos clave de su casa objetos con olores que llamen la atención de su paciente que faciliten su ubicación en el lugar.

· En espacios de ascenso y descenso, como la cama o el carro, se recomienda facilitar el desplazamiento de la mascota con escaleras y ramplas que a su vez reten la capacidad adaptativa del perro.

Finalmente, es importante estar que el dueño este pendiente de cualquier cambio que presente en la mascota y que visite con frecuencia al médico veterinario de confianza.

En la vejez del perro se ve reducida su capacidad orgánica, en su parte renal, hepática, gástrica, neural y hasta respiratoria, todo eso se ve afectado por la calidad de la nutrición, si se continua con una nutrición normal de la que se da durante todas las etapas de su vida, órganos como el riñón y el hígado que son los más importantes en nutrición, empiezan a reducir su metabolismo y absorción entonces va a tender a captar más grasas permitiendo que estén más adheridas a los órganos, y en el riñón se va ver reducida la excreción, la importancia de la nutrición blanda es porque en su balanceo nutricional no ocupa sales ni grasas monosaturadas que son las encargadas de producir daños en todas las etapas de la vida pero más en la vejez. Diego Caballero, Médico veterinario-WOW CAN

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí