Gráficos: Cortesía Laboratorios Bussié
Fotografía: Cortesía Pool Ney Pérez

Por: Dr. Pool Ney Pérez Director Científico Laboratorios Bussié Salud Animal

Además de sus conocidos efectos positivos sobre la piel y el pelaje de los animales, los ácidos grasos poliinsaturados (especialmente los Omega 3) exhiben una cantidad de efectos terapéuticos que despiertan el interés de los Médicos Veterinarios y humanos.

Los ácidos grasos Omega 3 y el desarrollo cerebral.

Los ácidos grasos (AG) son los más abundantes de los lípidos en el organismo animal, pueden encontrarse de forma libre o haciendo parte de lípidos complejos como triglicéridos y fosfolípidos; estos últimos, son importantes componentes de las membranas celulares. Dependiendo de los tipos de AG que formen parte de su estructura, las membranas celulares poseerán unas determinadas propiedades como su fluidez, su permeabilidad, resistencia y polaridad.

Dr. Pool Pérez desde el COngreso de VEPA Santa Marta 2019 – La Perla del Caribe

En el caso de las membranas celulares de las neuronas, la incorporación de DHA (ácido docosahexaenoico Omega – 3) favorece enormemente la función sináptica, así como la afinidad hacia los receptores y la mejoría de las funciones cerebrales; particularmente el aprendizaje y la memoria. Se ha demostrado que hijos de madres suplementadas con DHA durante el embarazo, logran 4 puntos más de coeficiente intelectual que los hijos de madres no suplementadas. En cachorros suplementados con DHA se observa una mejora significativa de las capacidades de aprendizaje, así como comportamientos más afables y afectuosos con sus congéneres y propietarios.

Los ácidos grasos Omega 3 y la osteoartritis.

Metabolismo de los AGP n-3 y n-6. Se muestran los intermediarios, enzimas involucradas y algunos de los metabolitos activos de cada familia.

Los eicosanoides son lípidos biológicamente activos, producto del metabolismo de los AGP n-3 y n-6. Aquellos derivados del EPA y DHA (n-3) ejercen un efecto neto que va de “neutro” a anti-inflamatorio, en contraste con aquellos derivados del AA (n-6), que ejercen un efecto neto pro-inflamatorio junto con otros efectos que pueden ser considerados como “indeseables” en el organismo, a pesar del importante rol que juegan en el mantenimiento de la homeostasis al ser cruciales para iniciar y finalizar la respuesta inflamatoria adecuadamente.

Se ha demostrado en numerosos estudios, que la suplementación de una dieta rica en AGP (guardando una adecuada proporción de Omega 3 – Omega 6) reduce la necesidad de analgésicos antiinflamatorios y genera una sensación de bienestar a través de la reducción de las sustancias proinflamatorias derivadas del ácido araquidónico como las prostaglandinas y tromboxanos de la serie 2 y leucotrienos de la serie 4 en perros que presentan osteoartritis.

Los ácidos grasos Omega 3 y el cáncer.

Las causas por las que una célula normal se transforma y pierde el control de su crecimiento dependen de diversos factores de riesgo (hereditarios, físicos, biológicos y químicos) que, si persisten en el tiempo y son de suficiente intensidad, aumentan la probabilidad de desarrollo de una enfermedad neoplásica. En este contexto, la dieta es un factor de naturaleza química que conlleva implícita la paradoja de ser imprescindible para la supervivencia y de ser a su vez la causante de un inexorable deterioro celular.

Representación del cambio angiogénico en un tumor maligno.

La Ciclooxigenasa 2 sintetiza prostaglandina E2 a partir del ácido araquidónico (AA) esta a su vez estimula un cambio proangiogénico a través de la sobreexpresión de proteínas como el factor de crecimiento endotelial vascular (VEGF, por sus siglas en inglés) y la proteína anti-apoptótica. Los tumores que sobreexpresan COX 2 son considerados altamente malignos.

Los AGP n – 3 compiten directamente con el AA n – 6 por la ciclooxigenasa 2 sobreexpresada en tumores malignos y evitan la producción de VEGF y proteína anti-apoptótica, limitando el crecimiento del tumor y la metástasis.

Los pacientes humanos con cáncer se benefician enormemente de dietas ricas en AGP n – 3 y es común que los médicos incluyan estas dietas como parte de su protocolo terapéutico.

Son muchos los beneficios de una dieta rica en AGP y los Médicos Veterinarios deberíamos incluirlos en nuestros protocolos terapéuticos como se está haciendo en la actualidad en la medicina humana.

Mayor información: Línea Nacional: 01 8000 93 93 00

WhatsApp:321–7717407 :: 300-7016341

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí