Desde su punto de vista médico, una clínica veterinaria debe mantener su buena reputación a través de la buena praxis, ética y excelencia en servicio. Sin embargo, al tener otras perspectivas como la de mercadeo usted podrá ver cómo es muy importante la experiencia del dueño de la mascota, y eso comienza en el primer punto de contacto: la sala de espera.

El buen diseño de su sala de espera es clave para la retención de clientes. Pequeños ajustes en el espacio pueden cambiar el aspecto y la sensación de la experiencia.

Piense también en el propietario

La sala de espera debe estar diseñada tanto para mascotas enfermas o lesionadas, como para propietarios.

Los perros y los gatos a menudo se alteran con la ansiedad de sus dueños, por lo que en realidad hacer que los dueños se sientan cómodos es una de las claves. Se trata de hacer que todo, desde la iluminación, hasta los muebles y el esquema de color, sea el adecuado para bajar el estado de tensión de quien va a estar esperando el diagnóstico de su mascota.

Potencial sin explotar

Imagínese una sala de espera que sea limpia, cómoda y hasta un poco acogedora, una pared con mensajes de agradecimiento y fotos de los clientes y sus mascotas, un televisor con poco volumen, algunas sillas cómodas y quizás un suministro de café y agua. Ahora póngase en el papel del dueño de la mascota.

¿Le causa este espacio una buena impresión?

En un ambiente cómodo y relajado, se puede lograr que en el tiempo de espera el cliente camine por los mostradores e inviertan un poco de dinero extra.

Mantener a las mascotas separadas

Normalmente la sala de espera puede ser estresante cuando hay especies enfrentadas en una habitación.

Para reducir las peleas, la mayoría de las clínicas veterinarias probablemente ya tienen reglas básicas, como exigir que los perros lleven correa, y que los gatos y animales más pequeños permanezcan controlados por sus dueños.

Tener una zona de perros y una de gatos en a sala de espera puede ser una gran idea y es muy fácil de lograr con divisores de pared o una fila de sillas.

Tenga en cuenta

1.Planea los espacios.

No olvides involucrar a tu personal, obtén su opinión y planifica un flujo de trabajo diario fácil. También es ideal que el área comercial y exhibidores sea separada y prominente, si es posible optimizar la luz natural disponible.

2.Piso y acústica adecuados.

Dado que los pisos necesitarán una desinfección regular, la opción obvia es PVC de alto tráfico con una leve resistencia al deslizamiento. Y no olvide para paredes y los techos elegir tratamientos acústicos.

3.Muebles.

Hay sillas de plástico sólido para exteriores que son cómodas y apropiadas para una sala de espera. No se oxidarán ya que los muebles pueden estar expuestos a orina de las mascotas y esto en el largo plazo dará un mal aspecto.

4.Esquemas de color.

Investigaciones han demostrado que los colores afectan los estados de ánimo de las personas. Luego de elegir el esquema de color que sea más afín a tu marca y a las sensaciones que deseas explotar, opta por pintura brillante sobre mate; esta es más fácil de limpiar.

5.Mostradores.

Piense en una farmacia; tradicionalmente, el farmacéutico está detrás de ese mostrador y esta posición está desconectado de los clientes. La idea es que el espacio propicie una charla con los clientes. Utilice una parte del mostrador más abajo y más abierta, con menos separación y más cara a cara.

6.Áreas privada.

Si tienes el espacio, incluye salas de duelo, este espacio brinda un entorno cómodo y privado para conversaciones difíciles, y les dan a los clientes tiempo para recuperarse sin interrumpir a las otras personas que están en la clínica veterinaria.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí