El zinc juega una variedad de roles críticos en las células, particularmente actuando como un cofactor enzimático crítico para el crecimiento celular y la reproducción, función inmune normal, metabolismo, y como un estabilizador de ADN, ARN y síntesis de colágeno. El consumo excesivo de calcio, hierro, cobre, fibras, fitatos, y sales de fosfato interfieren con la absorción apropiada de zinc.

Las manifestaciones orales de déficit de zinc incluyen cambios en el epitelio de la lengua, incremento del número de células, papilas filiformes adelgazadas, úlceras y xerostomía (Boca seca). El deterioro de la curación de heridas es uno de los efectos más dañinos de la deficiencia. El zinc mejora el gusto y el apetito, por lo que su déficit disminuye la sensación del gusto, que puede cíclicamente contribuir al problema de malnutrición.

Zinc y la halitosis

Una de las situaciones que más afecta la convivencia humano – animal de compañía es el mal olor de la boca en los segundos. Esto se genera a través de la descomposición de los residuos de comida en los dientes y tejidos periodontales (especialmente surcos gingivales) y que produce unas sustancias denominadas genéricamente como compuestos volátiles sulfurados (CVS). Estos compuestos azufrados son responsables de la halitosis y debido a su carácter volátil pueden ser percibidos por el propietario aún a la distancia. Se ha demostrado que el zinc convierte los CVS en compuestos no volátiles, generando un efecto local instantáneo del zinc, de supresión duradera de la halitosis.

Zinc y prevención de la formación de Biofilm

Diversas evidencias muestran que el zinc participa en la maduración de los linfocitos T en el timo, linfocitos que son indispensables para la inducción de células plasmáticas productoras de anticuerpos. Hay estudios que asocian el incremento de IgA salival con mejoramiento de la inmunidad oral contra los patógenos que causan caries y enfermedad periodontal. Estudios experimentales en roedores demuestran que aumenta la susceptibilidad a la caries dental cuando hay deficiencia de Zinc. Por tanto, es lógico pensar que los suplementos de zinc administrados a perros con deficiencia de este mineral, tendrían un efecto protector contra la enfermedad periodontal y podrían mejorar la inmunidad de la cavidad oral, en particular la concentración de IgA.

Es bien sabido que el zinc estimula a la proliferación y la maduración de los linfocitos T. Estos a su vez inducen la proliferación de células plasmáticas productoras de inmunoglobulina A, la cual evita la adhesión de las bacterias a la superficie de los dientes, lo cual es el paso inicial de la formación de Biofilm y por consiguiente de la placa bacteriana.

El efecto modulador de la inmunidad bucal generado por la acción del zinc, mantiene el delicado equilibrio de la flora normal de la boca, evitando la proliferación excesiva de bacterias patógenas capaces de generar enfermedad periodontal.

“Es lógico pensar que los suplementos de zinc administrados a perros con deficiencia de este mineral, tendrían un efecto protector contra la enfermedad periodontal y podrían mejorar la inmunidad de la cavidad oral”

Uso continuado de substancias antisépticas en la prevención

Aunque muy usadas y valoradas en usos únicos o por cortos períodos, las soluciones antisépticas de uso oral no carecen de efectos indeseables. Uno de los grandes riesgos del uso inadecuado de sustancias antisépticas en la boca (Como alcoholes, yodados, flúor, clorhexidina), es la ruptura del equilibrio en la flora normal, en favor de las bacterias patógenas que a la larga acelera el proceso de la formación de Biofilm y la enfermedad periodontal.

El otro efecto importante de estas substancias es la acción irritante que ejercen en las mucosas orales lo que podría resultar en la lesión química y la aparición de úlceras y vesículas en los tejidos blandos de la cavidad oral. Estas a su vez pueden convertirse en vías de entrada de bacterias patógenas capaces de invadir otros órganos como: corazón, pulmones, riñones e hígado.

El Zinc, la reparación de tejidos y mantenimiento de las mucosas

El Zn es un micronutriente esencial de reconocida importancia en el paciente quirúrgico debido a su participación en la reparación de tejidos, el mantenimiento de mucosas y, entre otras funciones, la capacidad de respuesta del sistema inmune.

El zinc es un mineral crítico en el crecimiento longitudinal de modo que el retraso de talla se considera un marcador de deficiencia de este mineral en seres humanos. Los países Andinos han sido considerados como una de las regiones del mundo con Fácil uso Nuevo Uso diario Dientes sanos Aliento fresco Sin Alcohol Con Zinc Fabricado por: Distribuido por: Oral Can® aqua Publinota / Laboratorios Bussié la más alta prevalencia de deficiencia crónica de zinc, lo cual se debe a dietas insuficientes y al consumo simultáneo de cereales no refinados con alto contenido de fitatos que interfieren la absorción de este mineral.

El zinc es componente de numerosas enzimas involucradas en el proceso de reparación y mantenimiento de las membranas mucosas. Las deficiencias de zinc en seres humanos y animales determinan la aparición de enfermedades orales ulcerativas. Se ha demostrado también el valor del zinc en el tratamiento de enfermedades inmunomediadas, especialmente en gatos. La gingivitis, periodontitis y algunas patologías ulcerativas muestran una enorme mejoría y evolución favorable cuando se adiciona zinc al tratamiento.

Los caninos y felinos tienden a tener hábitos masticatorios agresivos lo que genera microheridas en los tejidos orales que pueden ocasionar el establecimiento de infecciones orales.

La adición de zinc en la dieta diaria favorece la rápida cicatrización de las heridas y es de enorme utilidad en pacientes que se recuperan de una limpieza dental (mal llamada profilaxis).

Mayor información: Línea Nacional: 01 8000 93 93 00 Contacto por WhatsApp:321–7717407 : 300-7016341

Fotografía y gráficos: Cortesía Laboratorios Bussié

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí