Uno de los signos clínicos habituales en la enfermedad dermatológica alérgica es el prurito que puede ser alérgico o también puede ser causal de enfermedades no alérgicas que se incorporan en la piel.

Un gran número de pacientes que acuden a la consulta dermatológica presentan el signo clínico habitual como es el prurito, lo cual para el médico tratante es un reto determinar la causa y dirigir el tratamiento paleativo más efectivo, pues no existe la fórmula perfecta y única para el tratamiento del prurito, pues cada paciente requiere un tratamiento puntual e individual.

Diagnosticar y tratar de manera eficiente

Lo primero que el Médico Veterinario debe hacer es puntualizar y darle objetividad al prurito, se hace dando una escala análoga a este signo clínico con valores de 0/10, en donde 10 es la puntuación para el prurito de mayor intensidad en el paciente. Así mismo, entre el médico tratante y el propietario se debe hacer seguimiento y medición durante la evolución del tratamiento.

El prurito alérgico puede ser agudo o crónico y puede aparecer en los caninos a partir de los dos meses de edad. Según su origen, las causas pueden ser varias: parásitos externos como las pulgas, alergia de contacto a cualquier sustancia del medio ambiente, alergia inducida por levaduras puntualmente Malassezia spp, alergia de origen bacteriano, dermatitis atópica canina inducida por alimento o simplemente la dermatitis atópica sola.

LAS ALERGIAS QUE PRODUCEN PICOR TIENEN UN COMPORTAMIENTO CLÍNICO PARECIDO, LAS LESIONES PRIMARIAS Y SECUNDARIAS EN PIEL, SU EVOLUCIÓN Y DISTRIBUCIÓN, SON LOS ASPECTOS QUE GUÍAN A UN DIAGNÓSTICO DE LAS ALERGIAS QUE TIENE EL PACIENTE.

Los tratamientos para el prurito son una combinación de muchos medicamentos que pueden incluir:

  • Antibioterapia.
  • Corticoides.
  • Apoquel.
  • Cytopoint.
  • Ciclosporina.
  • Amitriptilina.
  • Pentoxifilina.
  • Antihistamínicos.
  • Ácidos grasos.
  • Vitamina E.
  • Baños con shampoo medicado.
  • Inmunoterapia.

LOS SPOT-ON REGENERADORES DE BARRERA CUTÁNEA SON UN COMPLEMENTO DE GRAN UTILIDAD EN LA ALERGIA CANINA.

Así mismo, los concentrados a base de proteína hidrolizada también son parte del tratamiento para los pacientes que presentan este signo clínico. Las enfermedades que con mayor frecuencia vemos en nuestro país son:

  • La dermatitis atópica canina.
  • La alergia alimentaria.
  • Dermatitis atópica canina inducida por alimento.
  • La alergia a picadura de pulgas.
  • Dermatitis de contacto.
  • La alergia a levaduras y a bacterias, puntualmente a Staphilococcus speudointermedius

Dentro de los tratamientos y herramientas importantes en el manejo del prurito agudo causado por dermatitis, picadura de pulga, alergia de contacto y alergia alimentaria, entre algunas otras que hay en nuestro país, existe Apoquel (maleato de oclacitinib) en dosis de 0.4 mg/kg a 0.6 mg/kg de peso cada 12 horas durante 14 días, y luego cada 24 horas por tiempo indefinido.

Indicaciones de Apoquel

  • Mínimos efectos secundarios.
  • Eficaz.
  • Alternativa rápida para el control del prurito.

Para el uso de este fármaco es importante tener presente que el paciente no debe tener infección activa en piel por bacterias, hongos y levaduras; no debe cursar con enfermedad parasitaria tipo demodex, y no se debe usar en perros menores de 3 kilos ni menores de un año, en pacientes con hiperadrenocorticismo o en los que cursen o hayan padecido cualquier neoplasia maligna.

Próximamente tendremos otra herramienta fuerte para el control del prurito: el Cytopoint (Lokivetmab), un anticuerpo monoclonal que inhibe la interleukina 31, que será una de las mejores opciones por las grandes ventajas que tiene su uso, lo que será un gran alivio para el propietario y para el clínico dedicado a la dermatología.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *