El reloj marcaba las 10 de mañana en punto cuando yo, tras las rejas blancas que delimitaban el espacio, estaba en disposición de entrar y distinguir a aquella persona a la que había contactado hacía algunos unos meses con el motivo de conocer quién asumía la Presidencia de la ACCC.

Con el tiempo corriendo, en tan solo unos minutos ya me encontraba frente a Luis Martín Leudo en la ACCC, donde resaltaban grandes cuadros que llevaban fotografías de diferentes razas de perros y objetos que en diversos tamaños y colores eran alusivos al lugar.

En medio de la conversación, Martín comentaba de su trayectoria y su gusto por los animales, en especial por los perros y los caballos (cosa que era predecible), pues creció con gran cercanía a ellos.

“Siempre estuve rodeado de animales, yo vengo de una familia amante de los caballos y de los perros, y por ese gusto fue como tuve por primera vez un perro de exposición” comentaba con emoción.

En el año 1999 llegaría a la vida de Luis Alberto, una gran compañía, su primer perro de exposición. En el 2000, con la llegada del nuevo integrante de la familia, Luis empezó a participar activamente de las exposiciones nada menos que con la raza Borzoi, en la cual manifestaba gran afición y que hasta el día de hoy representa para él algo muy importante.

Años de experiencia

Con la pasión llegaría la experiencia. Luis Martín todos sus estudios los realizó en Bogotá, su ciudad natal. Al terminar la secundaría, estudiar Medicina Veterinaria en la Universidad de La Salle sería su siguiente paso. Cursó algunos semestres y al darse cuenta que la Medicina Veterinaria ni la Zootecnia era lo que realmente quería, decidió retirarse y tomarse un tiempo.

Poco a poco y entendiendo que debía estudiar algo, Luis Martín Leudo decidió estudiar finanzas y al haber culminado la carrera, se dedicó a la finca de lleno.

Grandes experiencias ha tenido Luis Martín, entre ellas, ser Presidente de la Asociación Colombiana de Labrador Retriever, una de las asociaciones afiliadas a la Asociación Club Canino Colombiano, en la cual desde hace 7 años hace parte de la Junta Directiva y hace cuatro años es el Presidente.

Su llegada a la Presidencia de la ACCC le llevó tiempo, inició como miembro de la Junta Directiva, primero como Vocal, luego Vicepresidente y en los últimos años, llegó a la Presidencia. Mientras me relataba las grandes satisfacciones y aprendizajes que le había dejado algunas experiencias en su trayectoria, era de no dejar pasar por supuesto, hablar sobre la ACCC, en la cual ya cumplía varios años de estar asociado, por gusto y por pasión.

¿Qué es la ACCC?

Con esa pregunta di apertura al tema, desconocido para mí, pero quien mejor que el Presidente de la Asociación Club Canino Colombiano, para ahondar en el tema.

“La ACCC es la única asociación en Colombia, avalada por la Federación Cinológica Internacional para llevar los libros de registro genealógicos, expedir registros y organizar las exposiciones que pueden dar puntajes oficiales internacionalmente. Cuentan con el reconocimiento del Ministerio de Agricultura y el aval de la Federación Cinológica para la realización de los pedigrís” Explicaba Luis Martín.

Con aquella introducción y los datos específicos que surgían durante la conversación, cada vez quería saber más de cómo funcionaba la ACCC, aclarando que cuenta con más de 60 años de estar fundada y que, desde sus inicios, preocupada por el bienestar canino, uno de sus objetivos ha sido propender por el buen desarrollo de las razas puras en Colombia.

Para entender cómo funciona, antes que nada, me comentaba Luis Martín Leudo que para que todo marche bien y se conserve en el tiempo, es importante contar con un buen equipo y con buena comunicación. Es así como la Junta Directiva, el comité técnico, el comité de exposición y el comité de relaciones públicas, forman parte esencial en la asociación.

¿Cómo funcionan las exposiciones?

Por supuesto esa fue una de las otras inquietudes que surgirían a medida que el tiempo avanzaba, que la aromática se agotaba y que el medio día se acercaba.

Según me comentaba Luis Martín, las exposiciones inicialmente tenían un único objetivo que era seleccionar el pie de cría, por lo cual, de alguna manera solo se hacían los juzgamientos de razas, y después de un tiempo, surgió la necesidad de tener un espacio de show y espectáculo, fue así como empezaron a agrupar a los perros dependiendo de su función zootécnica y a partir de esos grupos, se elegía el mejor y cada mejor del grupo, entraría a un Best in Show, en donde serían seleccionados los 4 mejores perros de la exposición.

Las exposiciones hacen parte del funcionamiento de la ACCC, pues bien, realizan una 3 veces al año y así mismo, cuentan con una serie de clubs afiliados, bien sean en Bogotá o en diferentes seccionales como: Bucaramanga, Antioquia, Valle, Eje Cafetero, Pasto y Popayán. Mientras escuchaba detalladamente lo que puntualizaba el Presidente de la ACCC, pensaba en ¿cómo eligen un ganador?, que suponiendo, requiere de cierta precisión y conocimiento al momento de juzgar. Por supuesto, no dudé en preguntar y ahí estaba la respuesta…una de las etapas más importantes y decisivas dentro de las exposiciones es el juzgamiento, me comentaba Luis Martín y yo estaba en lo cierto con mi suposición, pues bien, el juzgamiento de las razas se realizan en 10 grupos oficiales según la Federación Cinológica internacional FCI, los cuales son:

  1. Perros de pastoreo y los boyeros a excepción de los boyeros suizos
  2. Perros de trabajo tipo pinscher y schnauzer – Molosoides – Perros tipo montaña y boyeros suizos
  3. Terriers
  4. Teckels
  5. Perros tipo spitz y tipo primitivo
  6. Perros Tipo sabueso, perros de rastro y razas semejantes
  7. Perros de muestra
  8. Perros cobradores de caza – Perros levantadores de caza – Perros de agua
  9. Perros de compañía
  10. Lebreles

Adicionalmente, hay un grupo que es de los perros de razas no reconocidas por la FCI donde actualmente en nuestro país contamos con el Sabueso Fino Colombiano, el cual lleva 6 años reconocido por la ACCC.

¿Cómo lograr que las razas sean reconocidas? Una pregunta muy particular que me traía gran curiosidad. Cumplir con los requisitos que impone la Federación Cinológica Internacional en cuanto a líneas de sangre, número de perros registrados, análisis de características físicas y de salud, me respondió el Presidente.

“El proceso de reconocimiento por parte de la FCI es muy largo, puede tardar alrededor de 15 años” añadió Luis Martín

¿Cuáles son los factores del juzgamiento?

Mis suposiciones, las cuales tenía desde el momento en que ahondamos en el tema, no estaban tan salidas de casillas, pues bien, como lo relataba Luis Alberto, las exposiciones siempre deben ser juzgadas por personas que tengan el título de juez nacional o internacional avalado por la Federación Cinológica Internacional, habiendo cumplido con un proceso que está previamente estipulado más o menos en un tiempo 8 y 10 años en cuanto al juzgamiento de todas las razas.

Un gran tiempo -pensaba yo mientras él seguía explicandoEn las exposiciones realizadas por la ACCC, que usualmente tienen exposiciones de dos, tres y cuatro días, cada día hay un juez diferente. El juez establecido juzga las razas eligiendo los mejores de raza en cachorros, jóvenes y adultos, posteriormente juzga a los grupos y de ellos sale el mejor en cachorros jóvenes y adultos y por último, se hacen 3 juzgamientos donde se eligen los 3 mejores de exposición.

“Hace 25 años entramos a hacer parte de la FCI, siempre buscando subir un peldaño más en la excelencia de los perros que hay en Colombia, pues tenemos una cinofilia muy reconocida, una calidad de perros muy buenos, y a nivel internacional tenemos muchos perros que están saliendo a competencias internacionales dejando muy en alto el nombre de Colombia” añadió Luis Martín.

De la ACCC al hogar

El Presidente de la ACCC, no solo es aficionado por los perros, pues los caballos de salto, de adiestramiento y de tiro, también le apasionan gracias a su familia. Así mismo, de las cosas que disfruta con mayor frecuencia es hacer manualidades, trabajar en carpintería realizando obras en su finca, lugar donde vive con su familia rodeado de perros, caballos y vacas desde hace 16 años.

¿vivir sin perros? Esa no es la vida de Luis Martín, pues comenta que siempre han sido su compañía y ahora más que nunca, pues en su finca hay alrededor de 100 perros, 20 recogidos de la calle y el resto son de raza Borzoi y hace unos años, empezó a criar la raza Bichón Habanero.

“El hecho de estar acá en donde estoy hoy en día, es algo que me trae paz a mí mismo, a veces puede uno cometer errores o a veces no, pero cuando uno hace las cosas con amor y dedicación generalmente salen bien” fueron las palabras con las cuales Luis Alberto Martín concluyó, que por su puesto, fue un buen cierre a la entrevista.

Un comentario en «Conociendo a Luis Alberto Martín Leudo, Presidente de la ACCC»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *