Al realizar una sesión de grooming en caninos, hay cuidados en zonas como los ojos, oídos y uñas que no hay que dejar pasar por alto, pues al hacerlo puede traer repercusiones en la salud de sus pacientes.

Por: Tatiana Bahamón Méndez 
Fotografías: Alexander Peña Bernal / Freepik.co Agradecimiento: Guau Qué Pelos 

Como lo explicamos en una de nuestras ediciones pasadas, una sesión de grooming, más allá de lograr una apariencia impresionante y destacar a una mascota entre las demás, el grooming es necesario para evitar problemas ante la falta de higiene y para detectar la aparición anomalías. Así mismo, durante esta sesión hay unos cuidados que se deben tener en cuenta al manipular ciertas zonas para que su paciente no se vea afectado.

Hablamos con Catalina Rodríguez, egresada de la Universidad de La Salle en Medicina Veterinaria y propietaria de Guau qué pelos y con Libio Ospino, Groomer de Guau qué pelos, quienes nos compartieron algunas recomendaciones al manipular zonas como los ojos, oídos y uñas.

Los ojos

Dentro de la rutina de aseo de una sesión de grooming, una zona común pero que resulta delicada de tratar son los ojos, a continuación algunos consejos que según Catalina, le ayudarán a evitar molestias en su paciente.

  • Manipular la zona con las manos en perfecto estado de aseo.
  • Examinar que el paciente no presente infecciones en los ojos.
  • Utilizar un colirio para lubricar los ojos y así evitar complicaciones en la córnea.
  • No cortar los pelos de la zona del caño nasal, pues el paciente puede presentar irritación y daños en su córnea.

Los oídos

La zona de los oídos es aquella a la que muchas veces no se le hace el aseo necesario como esta lo requiere, pues es propensa a poseer infecciones si no se cuenta con una apropiada protección. A continuación, algunos consejos básicos a tener en cuenta:

  • Girar las orejas hacia arriba para retirar la pelusa que está dentro o alrededor de los oídos. Se debe utilizar un producto especial para deshidratar ese pelo y si el conducto es muy pequeño, utilizar la pinza mosquito.
  • Limpiar el conducto auditivo con un producto especial para la zona y hacer masajes durante unos minutos para remover el cerumen acumulado en el conducto auditivo.
  • Retirar completamente la gasa o algodón para evitar la otitis.

Al tratar zonas como los oídos, se debe tener un oportuno y cuidadoso manejo, pues, se puede ocasionar otitis por un descuido. “Hay muchas personas que dejan el algodón dentro de los oídos pero no se dan cuenta que el algodón es un filtro, al humedecer el algodón y dejárselo a nuestros pacientes, puede gotear por dentro y así ocasionar otitis” comenta Libio Ospino.

Las uñas

Para un buen corte de uñas se debe buscar la herramienta adecuada de acuerdo al tamaño de las uñas de la mascota.

Catalina explica que se debe tener en cuenta que en las uñas existen tres estructuras, un vaso sanguíneo, una arteria y un nervio, que si corta más del límite, será doloroso para la mascota y puede ocasionar sangrado.

Al cortar las uñas de su paciente debe tener en cuenta que lo correcto es hacerlo en dirección de la uña en un corte de 45° sin llegar al límite y no olvide retirar el pelo que crece entre los pulpejos.

Según comenta Catalina, para los propietarios resulta preocupante cuando su mascota tiene una uña negra. Cuando eso ocurre, se debe utilizar un cortauñas que cuente con un seguro, lo que le dará un tope cuando vaya a cortar la uña. Es recomendable empezar a cortar de a poco para no ocasionar ninguna lesión en el paciente.

ALGO QUE NO DEBE DEJAR PASAR DURANTE LA SESIÓN, ES ACONSEJARLE A SU CLIENTE QUE LLEVE A SU MASCOTA AL MENOS UNA VEZ CADA QUINCE DÍAS DESPUÉS DEL BAÑO O UNA VEZ A LA SEMANA A REALIZARLE EL CORTE DE UÑAS, PARA NO DEJAR QUE LAS ESTRUCTURAS QUE VAN INTERNAS A LA UÑA, CREZCAN CON ELLA Y ASÍ ASEGURAR DE QUE ESTAS PERMANEZCAN SANAS.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *