Bien sabemos, que el capital humano es quien hace exitosas a las empresas; es por ello por lo que su selección es importante, puesto que las personas son la base sólida de una compañía. 

Obtener a los candidatos apropiados para los puestos requeridos no es una tarea fácil, y una vez que se cuenta con el personal que formará parte de ese gran equipo de trabajo, es necesario continuar con su desarrollo y estabilidad profesional. 

Los empresarios que están realmente comprometidos con la calidad y la excelencia tienden invertir grandes cantidades de dinero en la capacitación de su equipo, pues saben y reconocen que tales inversiones agregan valor a las capacidades de sus colaboradores y, por ende, al crecimiento de la compañía. 

Fotografía: 123RF

Siempre nos debe inquietar; que las personas elegidas no sólo deben ser las idóneas para el cargo; también debemos pensar, que la finalidad es construir un gran equipo de trabajo en nuestras empresas.  

Mantener completo el equipo de trabajo suele ser el verdadero reto y más en este negocio veterinario; para cumplirlo requiere incrementar sus habilidades, desarrollar sus fortalezas y actualizar sus conocimientos. 

La capacitación es una herramienta privilegiada para progresar, desarrollarse y mejorar competencias, fortalecer habilidades, incentivar hábitos positivos de trabajo en equipo, pensar formas alternativas de gestionar y de resolver situaciones complejas, descubrir maneras más eficaces de gerenciar un rol y así mismo, profundizar en la política y los procesos de la propia empresa.   

Cada miembro de una empresa debe tomar conciencia del impacto de sus acciones en los resultados de la compañía, por lo que debe pensar en lo valiosa que resulta la capacitación como individuo y la capacitación a nivel de su ámbito laboral. Pero también es responsabilidad del dueño y de la alta gerencia lograr que cada colaborador de su equipo esté capacitado y comprenda la importancia de su aporte.  

La excelencia en el servicio al cliente se logra cuando la empresa es un equipo de personas capacitadas, que se comprometen con el desarrollo, y las buenas prácticas. Uno de los temas a trabajar más importantes, es atender bien a nuestros clientes puesto que esa es una de las principales herramientas de diferenciación y una de las formas de agregar más valor a nuestra empresa. 

Hacer foco en la excelencia del servicio ofrecido, no sólo contribuye a difundir y sostener la imagen de una empresa, sino que ayuda a diferenciarse de la competencia. Los clientes, cada vez más comparan, conocen y demandan asesoramiento personal y mejor atención. Al mismo tiempo, son menos fieles a sus gustos habituales, por lo que brindarles una experiencia diferenciadora hará que nunca quiera abandonarlo, pero para ello debemos trabajar con nuestro equipo y el reto mayor será crearla, hacerla extraordinaria y enamorar al cliente. 

¿Qué es excelencia en el servicio? 

La excelencia en el servicio es exceder las expectativas de los clientes. No basta con saber lo que quieren y proporcionárselo, hay que conocerlos, satisfacer su demanda y sorprenderlos, consistente y constantemente. 

¿Por qué es importante? 

El éxito de una veterinaria ya no se sustenta en el producto ofrecido, sino en el servicio que esta proporcione a sus clientes. Si a eso le agregamos datos, un 65% de los clientes no vuelve a comprar ante un deficiente servicio, resulta evidente pensar que los esfuerzos de la organización deben estar direccionados a un servicio de excelencia. 

Tips para brindar un servicio de excelencia  

A. Investigar cuáles son las expectativas de los clientes y medir cómo estás con respecto a ellas. 

B. Lo que no se mide no se puede mejorar, así que obtener indicadores para medir el nivel de servicio y otros factores importantes como los financieros; es fundamental. 

C. Ir más allá de las expectativas de los clientes. 

D. Identifique mejoras e impleméntelas, eso debe ser un proceso continuo. Mantenerse en la ruta de la excelencia es algo que requiere de metodología y continuidad. 

E. Capacitar con conocedores del negocio veterinario al equipo de trabajo, no sólo en áreas como excelencia en el servicio capacítelos también en ventas, comunicación efectiva, liderazgo, mercadeo, gestión médica, gestión de farmacias, gestión de peluquerías y gestión comercial entre otros. 

F. Trabajar con asesores o consultores externos para mejorar procesos como gestión financiera, administrativa y gestión logística.  

Dos consejos importantes, brindar excelencia es sólo el comienzo del camino, y sea cual sea la actividad principal del negocio veterinario, la visión de la formación o capacitación no debe ser considerada como un costo; aunque su gestión en sí suponga evidentemente gastos; deberá ser considerado como una inversión obligada e indispensable para la supervivencia y el progreso de la empresa y del equipo que la compone.

Acerca de Johanna Forero 

Es Médico Veterinario, visitador Médico profesional, Asesora, Consultora y Conferencista veterinario. 

Representante legal – CEO – Gerente VETRAINING S.A.S 

Más información: 3183765985

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí